Noti - Denuncias: (3804) - 560150

La histórica visita a Palestina no fue del todo agradable para el presidente de Estados Unidos, ya que cientos de palestinos expresaron su rechazo agitando un zapato en sus manos, uno de los mayores insultos que puede infligir un árabe.

Los manifestantes, unos 300 según la agencia palestina Maan, se concentraron en una céntrica plaza de Ramallah, se descalzaron y zapato en mano, según la costumbre en la región, corearon consignas contra Barack Obama.

Estados Unidos recuerda bien una protesta similar cuando Muntazer al-Zaidi, un periodista del canal de televisión Al Bagdadia, arrojó sus zapatos y gritó “perro” al entonces presidente George W. Bush, en ocasión de su visita al invadido país árabe en 2008.

Las consignas más escuchadas en la protesta de hoy fueron “Deja de apoyar los crímenes de guerra israelíes” y “EEUU-Israel-Gran Bretaña: el triángulo del terror”, según describe también la agencia de noticias EFE.

Asimismo, se acusó a Estados Unidos de “votar a favor de la ocupación” el pasado 29 de noviembre, cuando los palestinos obtuvieron en la ONU el estatus de estado no miembro, y de no ser “neutrales” en el conflicto.

En una de las pancartas, un manifestante reclamaba el derecho de retorno para los refugiados y en otras se pedía la libertad para todos los presos palestinos en cárceles israelíes.

La policía palestina bloqueó la calle que conduce desde la plaza Al Manara hasta el complejo de la Mukata, sede del gobierno donde están reunidos Obama y el presidente de la Autoridad Nacional Palestina (ANP), Mahmud Abbas.

De acuerdo a los informes, hubo encontronazos de poca importancia entre los agentes y algunos manifestantes, así como el traslado de refuerzos a la zona de unos 150 efectivos para evitar que la situación se agrave.

Obama inició ayer en Israel su primera visita a la región como mandatario y mantuvo un encuentro con el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu.

Al finalizar el mismo, ambos hicieron tan sólo una breve mención al proceso de paz que está congelado desde hace cuatro años.

Netanyahu reiteró su apoyo a “la solución de dos Estados” y aseguró estar “totalmente comprometidos con la paz”, aunque sin hacer mención a los reclamos palestinos de poner fin a los asentamientos en territorios ocupados y a volver a las fronteras anteriores a la guerra de 1967.

Obama también fue escueto en sus palabras sobre el proceso y prometió explayarse sobre el tema luego del encuentro de hoy con Abbas y el premier Salem Fayyad.

You may also like