Noti - Denuncias: (3804) - 560150

 

Liberaron a Lagostena:“No tengo ninguna duda de que es el asesino de mi hija”.

Así lo aseguró María Esther, la mamá de Erica SorianoSostuvo que, a pesar que no confía en la justicia, su abogado recurrirá a Casación.

“La causa tiene 70 cuerpos y no hay manera de leerlos en solo dos días. No sé qué pensar. Hace dos días le habían denegado la libertad”, remarcó.

Luego de la liberación de Daniel Lagostena, único acusado de la desaparición de Erica Soriano, su mamá Martía Esther lo sigue responsabilizando del hecho. “No tengo ninguna duda de que Lagostena es el asesino de mi hija. Lo supe desde el primer momento en que hablé con él cuando mi hija desapareció. Hace dos años y cuatro meses que sostengo lo mismo”, aseguró.

Es que la Cámara de Apelaciones de Lomas de Zamora ordenó hoy la libertad por falta de pruebas de Daniel Lagostena, quien estaba detenido desde julio por el crimen de su pareja Erica Soriano, desparecida desde 2010.

La decisión de la Sala III de dicha cámara fue adoptada este mediodía luego de que la defensa de Lagostena presentara un planteo de habeas corpus, por lo que el imputado recuperará la libertad en las próximas horas.

“La causa tiene 70 cuerpos y no hay manera de leerlos en solo dos días. No sé qué pensar. Hace dos días le habían denegado la libertad. La causa tiene 70 cuerpos y no hay manera de leerlos en solo dos días”, destacó.

La mujer, que asegura que la está “pasando mal”, dijo que con su abogado recurrirán a Casación para “seguir peleando”.

“No confío en la justicia, sí en los hombres. Hay hombres y hombres en la justicia. Confìo en el juez y el fiscal. Son hombres de bien. A estos dos fiscales de la Cámara de Apelaciones no los conozco y desconfío de ellos. Algo pasó”, remarcó.

La libertad de Lagostena fue ordenada a 48 horas de que el juez de Garantías 9 de Lomas de Zamora, Gabriel Vitale, a cargo de la causa, rechazara un pedido de excarcelación y volviera a dictar la prisión preventiva para el imputado por los delitos de “homicidio simple y aborto en concurso ideal, en el contexto de violencia familiar”.

Es que la semana pasada, la misma Sala III de la Cámara de Apelaciones de Lomas de Zamora anuló por un error técnico la declaración indagatoria y la prisión preventiva que Lagostena venía cumpliendo desde julio pasado.

En aquel fallo, los camaristas sostuvieron que Lagostena había sido detenido e indagado por un delito -privación ilegal de la libertad seguida de muerte- y se le había dictado la prisión preventiva por otro -homicidio y aborto-.

Pero el miércoles pasado, el juez Vitale entendió que el error procesal había sido subsanado cuando el fiscal de la causa, Gerardo Loureyro, volvió a indagar el sábado pasado a Lagostena -se negó a declarar-, y reiteró su pedido de prisión preventiva con la imputación correcta.

El abogado defensor, Gustavo Dellamaggiore, consideró hoy que “los elementos sobre los cuales se basaban para sostener que Erica fue muerta y que tal conducta la realizó Lagostena, no es que eran insuficientes, no se correspondían”.

“Lo que sucede es que quizás haya habido un apresuramiento por parte del fiscal y del juez de Garantías en calificar un hecho que quizás no tenían los elementos como para poder hacerlo de esa naturaleza e imputar de la comisión de ese delito a una persona que quizás no tenga nada que ver”, concluyó.

Por su parte, el abogado de la familia de la víctima, Marcelo Mazzeo, en su carácter de representante legal del particular damnificado, se manifestó molesto por el fallo y no descartó que se hay tratado de un caso de corrupción judicial.

“La corrupción no se da solamente por dinero, también se da por amiguismo y por distintos motivos”, afirmó. Mazzeo explicó que “acá algo raro pasó en el medio porque hay muchísima prueba, se tardó un año y siete meses para detener a Lagostena”.

“Las pruebas existen -añadió-, están palpables, son concretas, no son indicios y alcanzaban por lo menos para tenerlo realmente detenido”.

Erica Soriano (30), embarazada de dos meses y medio, fue vista por última vez el 20 de agosto pasado de 2010 y la versión de su pareja es que al día siguiente ella se fue a visitar a su madre a la localidad bonaerense de Villa Adelina, pero allí nunca llegó.

El fiscal Loureyro y el juez Vitale no creyeron en esa declaración y sostienen que, a pesar de que nunca apareció el cadáver, Erica fue asesinada por Lagostena (51) dentro de la casa que compartían en la calle Coronel Santiago 1433 de Lanús, por la mala relación que venían atravesando.

You may also like