Noti - Denuncias: (3804) - 560150

A las 15.15 de Argentina comenzó la fiesta de apertura del evento futbolístico más importante del mundo con tres diferentes temáticas relacionadas a Brasil: la naturaleza, la danza y el fútbol. El espectáculo fue duramente criticado en las redes sociales y el estadio Arena Corinthians no estaba colmado como se esperaba.

Sin discurso de la presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, ni del titular de la FIFA, Joseph Blatter, la sede del Mundial 2014 decepcionó con una apertura discreta, a pesar que costó nueve millones de dólares.

El primer acto de la ceremonia inaugural fue muy colorido, aunque aburrido. El sonido no ayudaba a los bailarines que intentaban representar a la vegetación y las danzas típicas de cada región de Brasil alrededor de una enorme pelota de fútbol de LED que proyectaba imágenes.

Para la segunda fase, un niño en función de árbitro irrumpió con una tarjeta roja para que los bailarines abandonen el campo de juego y le den lugar a unos 60 chicos que representaron a todos los países clasificados para la fase final, que pelotearon en la cancha.

Para cerrar,  Pitbull, la cantante brasileña Claudia Leitte y Jennifer López quienes salieron de la enorme pelota, que se abrió como una flor,  cantaron “We Are One”, la canción oficial de la copa del mundo.

Las críticas en las redes sociales, principalmente en Twitter, no tardaron en llegar y el pico máximo de rating fue de 23.3 puntos. Una ceremonia que le faltó el “calor” y el ritmo que se esperaba de un país como Brasil.

Pero antes hubo tiempo para resaltar los tesoros de Brasil, ya que primero fue el turno de la naturaleza con artistas con zancos vestidos de árboles y personas disfrazadas de plantas características como la Araucaria, Samambaia y Fucsia, entre otras.

Y luego se honró al agua y la creación de los ríos, en particular el Amazonas, la reserva natural más grande del mundo, que en la cancha fue surcado por varias canoas.

Tras la naturaleza, llegó el homenaje a la danza y la gente de Brasil con bailes típicos acompañados por instrumentos característicos gigantes, e incluso con el famoso grupo de percusión Olodum.

Hubo tiempo para disfrutar del Reco-Reco, Afoxe, Berimbau, Parades, Frevo y Samba de Roda, con artistas vestidos de Gaúchos, Coco y Baianas, y el cierre estuvo a cargo del famoso Capoeira.

Finalmente, apareció el turno del fútbol con acróbatas vestidos con una pelota en su cabeza que formaron diferentes pirámides humanas, mientras que niños realizaban “jueguitos” con un balón liviano atado con un hilo.

Tras el homenaje a los tesoros de la tierra que albergará durante 31 días la máxima fiesta del fútbol, ingresó una bandera enorme de Brasil para ubicarse en el centro del estadio y desde los cuatro costados explotó una verdadera ovación.

Así, se abrió la bola de led, cantó el trío el tema oficial y 25 minutos después de iniciado el acto, tal como se había estipulado, se puso punto final.

La fiesta inaugural de Brasil 2014 no pasará a la historia, pero lo cierto es que las ceremonias de apertura de los mundiales no suelen ser espectáculos impresionantes, porque la realidad es que el show lo pone el fútbol.

En ese sentido, el estadio no estuvo colmado a lo largo del acto, pero sí se fue llenando a medida que se acercaba el duelo entre Brasil y Croacia, cuando la pelota comenzaría oficialmente a rodar.

You may also like