Noti - Denuncias: (3804) - 560150

Se trata de Marcos Morón, un profesor de música de 33 años, quien fue el donante para Franco Raffa, de 19 (foto). La operación se realizó en el Hospital Italiano. El docente contó que Franco asimiló el órgano y ya comenzó a funcionar.

El joven Franco Raffa, de 19 años, recibió un trasplante renal con donante vivo no relacionado, ya que fue su padrino y maestro de música el que ofreció el órgano.

El Hospital Italiano, donde transcurrió la intervención quirúrgica, informó mediante un comunicado que “la cirugía transcurrió sin complicaciones y el paciente se encuentra actualmente en Terapia Intensiva, con estricto control clínico y nefrológico y a la espera de su recuperación”.

Marcos Morón es el profesor de música chubutense que le donó un riñón a Franco Raffo, su alumno y actual ahijado de 19 años y en una entrevista periodística a principios de julio había expresado que “donar órganos salva vidas”.

Según contó el donante, en diálogo con la radio Bahía Engaño de Rawson, Raffo pasó su primera noche de la mejor manera y el riñón que recibió comenzó a funcionar. La operación comenzó ayer a las 9:30 y duró 5 horas.

“Me van a sacar un riñón para dárselo a él, pero a los dos se nos va a mejorar la calidad de vida”, había afirmado Morón, hasta que finalmente el trasplante se realizó.

Franco se sometía día a día a diálisis. Y cada mes debía viajar de Rawson a Buenos Aires para realizase controles. Eran 1.500 interminables kilómetros. “En el Italiano ya todos me conocen y me tratan muy bien”, dijo a Clarín Franco, que desde los 4 sufre de reflujo renal.

“Siempre supe de la enfermedad que padecía Franco y la idea de poder ayudarlo daba vueltas en mi cabeza desde hace tiempo”, sostuvo al confirmar que desde hace tres años el joven es su ahijado.

En tanto, el padre de Marcos, Omar Morón, coincidió en que no le sorprendía la decisión que tomó Marcos de donarle un riñón” a Franco porque “siempre fue así, solidario y comprometido con el prójimo”.

“Quizá sea su formación cristiana pero también su experiencia de vida”, planteó el padre del donante quien rescató también que desde que era chico manifestó su solidaridad “a tal punto que teníamos que andar cuidando que no traiga gente que veía por la calle o la plaza”.

El joven Raffo pensó al principio que se trataba de una broma la donación, pero luego de un abrazo comprendió que venía en serio la propuesta.

“En febrero nos realizamos los estudios de compatibilidad, que tardaron 45 días, y luego esperamos otro mes y medio para que un juez me autorizara a ser un donante vivo no relacionado”, manifestó el profesor de música.

También sostuvo que “nos sirvió mucho la jurisprudencia que dejó Sandra Mihanovich”, quien en agosto pasado le donó un riñón a su ahijada, Sonsoles Rey Obligado.

You may also like