Noti - Denuncias: (3804) - 560150

Un plenario de comisiones de la Cámara alta dará inicio hoy al tratamiento del acuerdo tendiente a esclarecer el atentado a la AMIA. Fuerte rechazo de la oposición a la teoría de Teherán. Quiénes son los iraníes imputados.

El memorándum de entendimiento firmado entre la Argentina e Irán para destrabar la investigación por el atentado a la AMIA, ocurrido en 1994 y donde murieron 85 personas, comenzará a ser tratado desde las 11 por un plenario de comisiones del Senado, ante el cual fue invitado a explicar los alcances del documento el canciller Héctor Timerman, quien confirmó su asistencia.

El plenario está conformado por las comisiones de Relaciones Exteriores, de Justicia y de Asuntos Constitucionales de la Cámara alta. También fueron convocados a exponer sus puntos de vista el presidente de la AMIA, Guillermo Borger; el titular de la DAIA, Julio Schlosser; y familiares de las víctimas del atentado a la mutual judía.

El debate llega en medio de una fuerte polémica por el acuerdo y luego de una jornada donde el cruce de declaraciones en el régimen iraní así como las múltiples críticas que siguen sumándose por parte de los referentes de la comunidad judía y de todo el arco opositor encendieron la discusión.

La controversia por la eventual indagatoria de iraníes por parte de la justicia argentina ocupó ayer la atención de todos los sitios informativos. Desde temprano, fue el tema de especulación luego de que el vocero del canciller iraní, Ramin Mehmanparast,afirmara que ningún funcionario de su país sería indagado.

Específicamente, Mehmanparast negó queAhmad Vahidi, ministro del régimen islamista, sea sometido a indagatoria en el marco del entendimiento entre la Argentina e Irán. Según dijo, lo firmado con el gobierno nacional sólo comprende la conformación de un comité que incluye a abogados neutrales para que revisen el origen del caso y distinguir los detalles de la investigación.

No obstante, el quinto punto del memorando echa por tierra las palabras del vocero. En el acuerdo se especifica que “la Comisión y las autoridades judiciales argentinas e iraníes se encontrarán en Teherán para proceder a interrogar a aquellas personas respecto de las cuales Interpol ha emitido una notificación roja“. Y aunque no detalla nombres, el ministro de Defensa Vahidi es uno de los que tienen pedido de captura internacional desde el 2007 por solicitud de la Argentina.

Días atrás, el canciller Héctor Timerman había declarado que lo firmado con Irán comprendía indagatorias a todos los sospechosos, entre ellos precisamente el poderoso ministro de Defensa. “Me aseguré que Ahmad Vahidi sea uno de los interrogados”, resaltó en esa oportunidad el titular del Ministerio de Relaciones Exteriores durante declaraciones a radio La Red.

La negativa a la indagatoria cosechó el rápido repudio de la comunidad judía en la Argentina y de legisladores de la oposición. Frente a ello, el canciller iraní, Ali-Akbar Salehi, debió aclarar la postura de su país. Pasado el mediodía, señaló que Teherán se comprometió a cumplir con todos los puntos del memorándum.

“Hemos firmado un acuerdo con la Argentina sobre la solución del caso AMIA y las dos partes se han comprometido a ello”, señaló Salehi a la agencia oficial de noticias estatal de su país IRNA. Entre otras cosas, el titular de la cartera de Relaciones Exteriores recordó que el acuerdo se viene debatiendo desde hace dos años y que lo respetarán,aunque no aclaró si incluye o no a Vahidi.

Pero la polémica con el ministro –que suscitó un pedido conjunto de la AMIA y la DAIA a los legisladores para que no aprueben el acuerdo en el Congreso- no fue el único tema que enardeció el debate en torno al pacto firmado entre Argentina e Irán durante la jornada de ayer.

Por la tarde, se supo que el gobierno de Teherán acusa a Israel de “estar involucrado” en el ataque terroristaocurrido en Buenos Aires en 1994. Esas palabras fueron difundidas en un cable de la Islamic Republic News Agency (IRNA).

Se trata de la agencia de noticias oficial del régimen de Teherán y es utilizada asiduamente por el gobierno de Ahmadinejad para expresar su posición política. De hecho, nada de lo publicado por IRNA se hace sin el consentimiento de las autoridades iraníes.

“Irán dice que agentes de Tel Aviv estuvieron involucrados en el ataque terrorista contra Argentina, con el fin de ejercer influencia sobre el entonces gobierno de Buenos Aires. Israel, siguiendo su enemistad, acusó a Irán del ataque”, indicó el escrito.

Frente a este contexto, la oposición pidió ayer la renuncia de Timerman, expresó su malestar y consideró que el documento es “un verso”. El oficialismo, en cambio, insistió en el memorándum D`Elía salió a defender el acuerdo y  al “prestigioso” Vahidi, uno de los principales acusados que tiene la causa.

La dirigencia judía, por su parte, solicitó a los legisladores “continuar con la tradición democrática argentina” al tiempo que reiteró su “enfático rechazo al pacto” rubricado con el régimen de Teherán, que hoy arranca su análisis en la Cámara alta.

El Gobierno espera que el documento -que giró al Congreso la presidente Cristina Kirchner el jueves pasado- tenga un tratamiento rápido y que sea aprobado; sin embargo, en medio de este torbellino de declaraciones sobresale ahora un gran signo de interrogación sobre si prosperará o no.

La oposición se prepara para el debate en el Congreso

Poco antes de la presentación de Timerman, el senador Gerardo Morales reiteró que el radicalismo rechazará el memorándum porque implica “una cesión de la soberanía argentina”. “Acá se han cedido posiciones y nos estamos allanando a Irán y estamos yendo bajo la aplicación de la Constitución y las leyes de Irán”, apuntó.

“No hay una garantía que pueda haber una declaración no ya testimonial, sino de cualquier tipo”, advirtió el legislador, en diálogo con Radio 10.

You may also like