Noti - Denuncias: (3804) - 560150

Lilina Inés Bargas, de 62 años, es buscada intensamente por el crimen Carmen Aurora Zorzoli, de 41 años. La hermana de la agresora asegura que “tiene problemas psiquiáticos y que es muy peligrosa”.

Una mujer de 41 años fue asesinada de tres balazos y por el crimen buscan a una vecina, que fue denunciada en 30 oportunidades por hechos de violencia y abuso de armas, a quien le reprochó la suciedad y el olor que emanaba de su casa de Villa Bosch, donde tiene más de 15 perros.

La sindicada agresora, Liliana Inés Bargas (62), huyó tras el ataque y, según denunció su hermana a la prensa, es una mujer muy peligrosa, violenta, con problemas psiquiátricos, que durante toda su infancia la sometió a un calvario y agredió hasta a sus propios padres, entre ellos a su madre de 91 años, con quien vivía.

Fuentes policiales informaron que el episodio ocurrió anoche, alrededor de las 20.50, en la puerta de la casa situada en Darwin 720, entre La Cautiva y Echeverría, donde se generó una discusión entre Bargas y una vecina, Carmen Aurora Zorzoli, de 41 años.

Según los voceros, la vecina le recriminó a Bargas el estado de abandono, suciedad y olor que salía de su casa, donde tiene más de 15 perros que, según los habitantes del barrio, son agresivos, atacan a otros y hasta se “comieron a otros animales” del barrio.

En medio de la discusión, que según los habitantes del barrio fue una de las tantas que Bargas mantenía con los vecinos -todos indignados por el mismo asunto de los perros-, ésta extrajo un arma calibre 22 y asesinó a Zorzoli de tres balazos, dos en la cabeza y uno en el tórax.

Algunos testigos del episodio contaron a la prensa que la mujer primero le pegó dos tiros, entró a su casa, agarró un bolso, cerró la puerta con llave, dejó a su madre encerrada y luego, cuando escapaba, remató a Zorzoli de un tercer disparo.

Si bien vecinos dijeron a la prensa que Bargas pertenecía a una fuerza de seguridad e incluso había sido buzo táctico, esta mañana su hermana, Susana Bargas, contó que Liliana “está mal de la cabeza”, “le hizo creer a todos eso y es mentira”, y relató que desde su infancia es violenta y peligrosa.

“Es un bicho que está suelto”, expresó la mujer llorando al recordar que su hermana desde muy chica la lastimaba, hacía “cosas muy feas”, estuvo internada por problemas psiquiátricos e incluso ella decidió irse a vivir a Bariloche porque le tiene miedo y teme que la mate.

Anoche, la sindicada agresora escapó con una mochila y dejó encerrada en el inmueble a su madre, de 91 años, con su movilidad reducida y con Alzheimer.

La anciana debió ser rescatada esta mañana por grupos policiales especiales de la policía y bomberos, ya que estaba encerrada y rodeada por todos los perros, que impedían el ingreso del personal a la casa.

Los voceros policiales informaron que Bargas tiene al menos 30 denuncias en la comisaría de Villa Bosch por amenazas a vecinos y abuso de armas y ahora es intensamente buscada por efectivos de la Jefatura Departamental de San Martín y la Distrital de Tres de Febrero.

Una vecina, que se identificó como Nahir, recordó: “Eso pasó en la puerta de mi casa. Yo ya la había denunciado y nadie nos escuchó. Le dio tres tiros a la víctima”.

Por otra parte, Hernán, otro vecino dijo: “Hace 36 años que conozco a la agresora y siempre fue así, queriéndose llevar el mundo por delante, ahora mató y se fugó”.

Los vecinos denunciaron también que dos de los perros se habían comido a otro de raza Caniche Toy y a otros animales del vecindario, entre ellos gatos.

La causa judicial está a cargo de la fiscalía 1 de San Martín, donde se analizan las pruebas y se aguarda el arresto de Bargas como acusada de homicidio.

You may also like