Noti - Denuncias: (3804) - 560150

La presidente de Brasil hizo el anuncio durante una reunión con gobernadores, alcaldes y prefectos. Busca una salida a las masivas manifestaciones de los últimos días. “Traigo soluciones concretas”, afirmó. Enumeró cinco pactos por debatir: en el terreno fiscal, el combate a la corrupción, un sistema único de salud, el transporte y la educación.

Al inicio de la reunión con los prefectos y gobernadores, la presidente de Brasil, Dilma Rousseff, admitió que la ola de protestas que comenzaron hace dos semanas constituye un “momento delicado para el país”.

“Traigo propuestas concretas para encontrar soluciones”, afirmó este lunes. “En los últimos años, Brasil ha pasado por el mayor proceso de desarrollo de su historia, acompañado por mayores libertades democráticas y crecimiento económico”, destacó.

La mandataria planteó, a continuación, la necesidad de alcanzar una serie de pactos para lograr mejoras en el ámbito fiscal, así como en el combate a la corrupción y la construcción de un sistema único de salud.

Para ello, Roussefff anunció que convocará un referéndum para llevar a cabo una reforma política con la que se pueda erradicar la corrupción en el Gobierno y garantizar la plena satisfacción de las demandas de la población.

“Quiero en este momento proponer un debate sobre la convocatoria de un plebiscito popular que autorice el funcionamiento de un proceso constituyente específico para hacer la reforma política que el país tanto necesita”, dijo. “Brasil está maduro para avanzar y ya dejó claro que no quiere quedar parado donde está”, añadió.

Rousseff enumeró cinco puntos sobre los que se basará la reforma. El primero será la responsabilidad fiscal para la estabilidad de la economía y contener la inflación. En segundo lugar, la tipificación de los actos de corrupción como un crimen con penas severas.

El tercer pacto es en materia de salud, que incluirá la contratación de médicos extranjeros para garantizar la atención en las ciudades más necesitadas. “Es debido a las grandes dificultades que tenemos para encontrar profesionales que quieran trabajar en las zonas pobres”, justificó.

En cuarto lugar, Rousseff mencionó mejoras en el transporte público, como “más metros y corredores de autobuses”. “Decidí destinar 50 billones de reales en nuevas inversiones en obras de movilidad urbana”, informó.

Por último, se refirió a la educación. “Avanzamos mucho en las últimas décadas, pero necesitamos más recursos. Mi gobierno viene luchando para que el 100 por ciento de las regalías del petróleo sea destinado a la educación. Confío en que los congresistas aprueben con urgencia este proyecto”, afirmó.

“De un país gobernado para un tercio de la población pasó a ser gobernado para todos”, remarcó durante la conferencia de prensa, que fue posterior al recibimiento de líderes de Passe Livre, una de las agrupaciones que encabezan las protestas.

You may also like