Noti - Denuncias: (3804) - 560150

Nació el 10 de enero de 1945, de ascendencia escocesa y apasionado por el fútbol. El artista vendió unas 150 millones de copias de discos en todo el mundo. Regresa a los escenarios este año con sus clásicos y su nueva música.

El músico y cantautor británico Rod Stewart, ganador de diversos premios como el Grammy por su tema “Stardust, festeja su cumpleaños número 68 listo para iniciar una gira musical por Estados Unidos, Canadá y Reino Unido.

Las actuaciones de este mes y los primeros días de febrero tendrán lugar en el Caesars Palace de Las Vegas, Nevada (Estados Unidos), en donde realizará 10 fechas en total.

La gira continuará en abril, mes en el que visitará ciudades como Chicago, Atlanta, Greensboro, Boston y Nueva York, entre otras. También tiene previsto ir a Canadá y Reino Unido.

En diciembre pasado dio a conocer el álbum “Merry Christmas, baby”, en el que interpretó temas navideños clásicos como “Santa Claus is coming to town”, además compuso “Red-suited super man”.

Otra novedad de este CD es que se hizo acompañar de Michael Bublé, Mary J. Blige y Cee-Lo Green, también se logró incluir la voz de la fallecida Ella Fitzgerald.

UN DINOSAURIO DEL ROCK

Roderick David Stewart nació el 10 de enero de 1945 en Highgate, Londres. Su sueño fue ser jugador de futbol, alentado por su padre, e incluso llegó a jugar en las secciones inferiores del Brentford.

Se desilusionó al no tener ninguna oferta para hacerse profesional. Por ello, dejó el balompié para dedicarse a la música y, concretamente a la guitarra, con la que recorrió Europa.

El viaje concluyó al ser arrestado por vago y el cónsul británico le envió de regreso a Inglaterra. Nuevamente en Londres y con la suerte maltrecha decidió armar su propia banda.

Durante un año se presentó con bandas de poca monta y cantó rhythm and blues. En ellas se topó con personajes que más tarde se convirtieron en leyendas, como John Paul Jones (Led Zeppelin) o Mick Fleetwood (Fleetwood Mac).

Pasó por los Jimmy Powell & The Five Dimensions, Southampton, Shotgun Express y los Hoochie Coochie Men. En este último grupo, John Baldry, su líder, lo contrató para que cantara con él y tocara la armónica.

En 1965, el promotor de Baldry decidió formar Steampacket, grupo en el que aparecían Rod Stewart y Julie Driscoll. Eran una mezcla de los Long John Baldry & The Hoochie Coochie Men y Brian Augers Trynity.

Tuvieron un gran inicio porque sirvieron de banda de apoyo de The Rolling Stones y The Animals, pero al terminar la gira decidieron separarse, porque cada uno quería seguir caminos diferentes en lo artístico.

En menos de un año, Stewart formó parte del grupo de Jeff Beck, el cual tocaba un blues pesado que encajó con el gusto de la época. Las primeras actuaciones fueron un desastre y eso estuvo a punto de deshacer la banda.

A pesar de ello, tocaron por Europa y Estados Unidos. En 1968 se editó en plena gira el primer álbum “Truth”, y meses más tarde surgió su disco “Beck-Ola”.

Después de este segundo álbum, el grupo tenía proyectos por separado, pues Beck quería profundizar en la música, mientras que Stewart y Ron Wood estaban a un paso de integrarse a los Small Faces, de quienes se separarían en 1969.

No obstante, el reconocimiento llegó cuando lo que quedó del Jeff Beck Group y los Small Faces formaron una de las bandas más importantes de finales de los años 60: The Faces.

Con ellos grabó cinco álbumes que consiguieron un notable éxito. El grupo quedó integrado por Rod Stewart (cantante), Ron Wood (guitarra), Ian McLagan (teclado), Kenny Jones (batería) y Ronnie Lane (bajo).

EL SOLITARIO SEXY

El primer álbum como solista de Rod Stewart fue “An old raincoat will never let you down”, grabado de manera paralela a su participación en la agrupación The Faces.

Gracias a la aceptación del disco entre el público y la crítica, Rod Stewart se animó a publicar un segundo trabajo, titulado “Gasoline alley”.

Uno de sus primeros éxitos fue “Maggie May”, que llegó a ser número uno en Reino Unido y Estados Unidos. Debido al éxito del sencillo, Rod sacó un nuevo álbum, al que tituló “Every picture tells a story”, con el que volvió aparecer en las listas de éxitos.

Un año más tarde, apareció “Never a dull moment”; en 1973 publicó el recopilatorio “Sing it again Rod” y en 1974 “Smiler”, en el que aparecía una parodia de Rod Stewart y sus héroes musicales.

En 1975 se trasladó a Estados Unidos, al huir de los impuestos de su país. En aquella época se dedicó íntegramente a su trabajo como solista y el grupo The Faces quedó atrás.

Posteriormente se dedicó a componer temas más comerciales, fruto de ese cambio fue “Atlantic crossing”. En 1976 llegó el disco “A night on the town”, que incluye una canción de Cat Stevens, “The first cut is the deepest”, y “The killing of Georgie”.

Este último tema lo compuso para un amigo homosexual asesinado en Nueva York, lo que levantó sospechas sobre la supuesta homosexualidad de Stewart.

A partir de ese momento, dejó sus raíces olvidadas y se pasó a la música comercial y de discoteca. A finales de los años 70, y durante los 80, “Hot legs”, “Da ya think I´m sexy?”, “Tonight I´m yours” y “Passion”, lo consolidarían como compositor.

Probablemente, el tema que lo lanzó de manera definitiva a la fama fue “Da ya think I´m sexy?” (¿Crees que soy sexy?), que no sólo estaba influenciado por el estilo musical disco, sino por su misma forma de vida de sexo y drogas a granel.

Por ese mismo tema, fue demandado por plagio por el cantante brasileño Jorge Ben, proceso del que salió bien librado. En 1979 se casó con Alana Hamilton y con ella empezó una trilogía de matrimonios que terminaron en fracaso.

Durante los años 80 presentó discos como “Young hearts” y “Tonight Im yours” que se convirtieron en éxitos instantáneos. Además, se reunió con los The Faces para cantar en Wembley en honor a su ex compañero de grupo, Ronnie Lane, fallecido de esclerosis múltiple.

En 1985, Rod actuó en el Festival Rock en Río, en Brasil, ante 200 mil personas, y 10 años más tarde apareció su álbum “A spanner in the works”, que volvió a mostrar al Rod Stewart de sus orígenes.

Después vinieron grabaciones con Tina Turner (It takes two), Ron Isley (This old heart of mine), Glass Tiger (My town) y Bryan Adams y Sting (All for love).

Además, participó en discos homenaje como “So far away”, de Carole King y “Your song”, de Elton John.

Uno de sus álbumes más aclamados apareció en 1993, bajo el título “MTV Unplugged. and seated”, en el que se reunió nuevamente con Ron Wood y produjo un sonido bueno, profundo y maduro, algo que sólo podía venir con los años.

En 1998, con el álbum “When we were the new boys”, Stewart realizó giras americanas y europeas. Para entonces, ya había vuelto a sus raíces melódicas.

Un par de años después, fue operado de la garganta por un cáncer en las cuerdas vocales. En 2001 y repuesto de la operación vinieron los discos “Human” y “The very best of Rod Stewart”, en los que asumió la pose de galán maduro que mantuvo hasta “Reason to believe” (2002).

You may also like