Noti - Denuncias: (3804) - 560150

La Secretaría de Ambiente junto con el Municipio de Castro Barros y la Cámara de Turismo celebraron un acuerdo para impulsar la creación de una reserva ecológica en la zona de la Costa Riojana. Con el apoyo de la Secretaría de Turismo se pretende potenciar la actividad en el departamento y preservar las diferentes especies de flora y fauna que albergan estas quebradas.

El acuerdo contempla la realización de estudios de factibilidad en las zonas de Anjullón, Aminga, Chuquis y Santa Vera Cruz en el departamento Castro Barros con el fin de evaluar la inclusión de estos espacios en el Sistema Provincial de Áreas Protegidas.

El secretario de Ambiente Nito Brizuela explicó los alcances del acuerdo señalando que “buscamos generar una nueva reserva en la zona de la costa para fomentar la actividad turística sustentable, entendiendo que en este tipo de espacios se estudian las especies autóctonas y se pueden llevar a cabo actividades que no tienen impacto negativo en el ambiente”.

Del mismo modo, amplió “con este convenio se generan dos aspectos importantes como son el trabajo y la producción, ya que por la actividad turística se crean puestos de trabajo en el lugar. También en segundo lugar la preservación de lugares donde se alojan importantes especies de flora y fauna”.

El intendente de Castro Barros, Marcelo del Moral expresó que “la costa riojana siempre fue conocida como una zona turística y cada pueblo tiene su quebrada con vertientes, además de la flora y fauna lo que significa un importante atractivo”.

“Esperamos que este sea un plan piloto con cuatro lugares y que luego se pueda extender, ya que es una zona muy rica. Es una gran iniciativa para preservar estos lugares y conservarlos en el tiempo por la hermosura que albergan”, amplió del Moral.

El presidente de la Cámara de Turismo Mariano Platero participó de la firma del acuerdo y señaló “agradecemos a la Secretaría de Ambiente y al Municipio de Castro Barros por aceptar trabajar en esta nueva propuesta de convertir algunas quebradas de Castro Barros en reservas provinciales. Esto les dará un valor agregado al departamento y a la provincia investigando sobre las especies de flora, fauna e hidrología del lugar”.

Otro importante aspecto tiene que ver con la capacitación de agentes que queden a cargo del lugar con la categoría de guardafauna, teniendo en cuenta que un guía en este tipo de reservas debe contar con un amplio conocimiento de las especies que allí se alojan y de los cuidados para preservar las mismas.

“Los estudios de factibilidad se realizarían durante un periodo de dos o tres meses, esperando en marzo poder presentar un proyecto de ley para que quede establecida la reserva. De ahí en más, se trabaja en el plan de uso público y en unos seis meses contaríamos con una nueva reserva en la provincia”, remarcó Platero.

You may also like