ADMINISTRADOR BLOQUEADO

La familia del nene trasplantado hace dos meses informó a través de Facebook que sus funciones renales evolucionan favorablemente y «su respiración es más firme».

La salud de Renzo Salvatore, el niño correntino que tras una larga espera recibió un trasplante de corazón, mejora lentamente pero en forma sostenida, según informaron sus familiares a través de la red social Facebook.

“Renzo mejoró levemente su función renal. Su respiración es más firme. Su corazón late fuerte”, escribieron esta mañana para los 16.792 seguidores que tiene la página que lleva el nombre Todos por Renzo Salvatore.

En el mismo sentido se expresaron ayer, cuando postearon que Renzo “pasó bien la noche”. “Sigue estable. Colabora en la recuperación, va lento pero progresivo como siempre, no hay que apurar, tiene situaciones permanentes propias de su operación pero en general muy bien”, afirmaron.

Renzo estaba en emergencia nacional desde octubre por una grave miocardiopatía y fue trasplantado con éxito finalmente entre el 1 y 2 de junio en una extensa intervención en el Hospital Pediátrico Garrahan, en el barrio porteño de Parque Patricios.

El menor padecía una enfermedad que le impedía el normal desarrollo del miocardio, por lo que el músculo cardíaco no tenía fuerza para bombear sangre y oxigenar el resto del cuerpo, y comprometía seriamente su vida.

El niño había sido conectado a un corazón artificial en octubre de 2012 y desde entonces se encontraba primero en la lista de espera del Instituto Nacional de Donación de órganos (Incucai) hasta que en apareció el corazón.

Tras una desesperante espera, Renzo recibió el trasplante pero pocas horas después el órgano comenzó a funcionar sólo en un 50 por ciento, lo que llevó al niño a sufrir unparo cardíaco, aunque los médicos actuaron rápido y pudieron salvarlo.

Una semana después, en medio de una gran preocupación de los familiares del menor y de innumerables mensajes de apoyo a través de las redes sociales, el flamante corazón de Renzo comenzó a funcionar milagrosamente en un 100 por ciento y el niño emprendió una recuperación que continúa.

You may also like