Noti - Denuncias: (3804) - 560150
El Ministerio de Salud de la provincia recuerda la importancia, ante el inicio de clases, de seguir las medidas de prevención para evitar enfermedades en niños que asisten a los diferentes establecimientos escolares en todo el territorio riojano. La promoción de hábitos saludables resulta fundamental como medida de prevenir enfermedades y cuidar la salud de los escolares.
Como primera medida, los padres y docentes deben presentar la higiene, no como un deber ingrato o impuesto, sino como fuente de bienestar y vivencias agradables.
* La ducha diaria es la mejor forma de aseo: De esta manera, favorecemos la transpiración de la piel y evitamos el riesgo de infección. También nos hace sentir mejor y más aceptados por los demás. Es conveniente usar jabones neutros.
El lavado del cabello debe realizarse con las yemas de los dedos y no con las uñas, para no dañar el cuero cabelludo. Elegir un champú neutro, suave y enjuagar bien.
* La higiene de las manos previene muchas enfermedades: El contacto con objetos, animales o ambientes sucios, favorece el transporte de gérmenes causantes de enfermedades. Debemos mantenerlas limpias porque con ellas nos tocamos la cara, los ojos, la boca, tomamos algunos alimentos y tocamos a otras personas.
Una costumbre elemental es el lavado con agua y jabón después de ir al baño y también antes de tocar los alimentos, tanto en casa como en la escuela y en cualquier otra circunstancia.
* Cuidados básicos de la boca, además de producirnos bienestar y hacer más agradable la sonrisa y el aliento: De esta forma, prevenimos también las caries dentales y la enfermedad periodontal.
El cepillado en forma de “barrido” de los dientes con una crema fluorada tras cada comida, es la medida de prevención más importante.
CUIDADO CON LOS PIOJOS
Los adultos debemos estar atentos a su posible aparición y solo en caso de producirse, debe seguirse un tratamiento correcto y completo:
– Empapar el cabello sin lavar con una loción contra piojos, y dejarlo actuar unas 2-4 horas.
– No tapar la cabeza con toallas o similares, porque absorben el producto. No secar el pelo con secador, porque anula la loción.
– Lavar el cabello con champú normal o contra piojos y enjuagarlo con agua y vinagre (una parte de vinagre y dos de agua) para despegar las liendres.
– Pasar siempre el peine fino después de cada lavado.
La ropa, toallas, ropa de cama, etc., debe lavarse con agua caliente. Los peines, adornos del pelo, etc., se sumergirán en loción contra piojos o alcohol durante unos 10 minutos.
Es muy importante examinar a todos los que conviven, adultos y pequeños cuando en una casa hay una persona con piojos, y aplicar el tratamiento a los que estén afectados. No intercambiar objetos de uso personal como toallas o peines.
CUIDADO DE LAS UÑAS Y OJOS
Tras la ducha, es un buen momento para revisar la total limpieza de las uñas de manos y pies y realizar su corte frecuente y cuidadoso, completamente recto para las de los pies y redondeado para las de las manos.
Los ojos no deben tocarse con las manos sucias ni con pañuelo u otros objetos, ya que poseen un mecanismo propio de limpieza que son las lágrimas. Si entra en ellos alguna sustancia o cuerpo extraño, lo mejor es lavar al chorro del agua y si es necesario, acuda a un centro sanitario.
Para el estudio y la lectura tiene que haber buena luz, evitando las sombras, brillos y movimientos que provoquen un mayor esfuerzo de los ojos para acomodarse a cada situación.
La revisión periódica de la vista es necesaria para evitar el empeoramiento de cualquier problema visual que pudiera existir.
LOS PIES
La limpieza de los pies es de gran importancia, ya que al estar poco ventilados por la utilización del calzado es fácil que se acumulen en ellos el sudor que favorece la aparición de infecciones y mal olor.
Hay que lavarlos diariamente y es fundamental un buen secado, sobre todo entre los dedos, para evitar el desarrollo de posibles enfermedades. Las uñas de los pies al igual que  las de las manos, se cortarán frecuentemente y en línea recta para evitar encarnaduras.
Los zapatos deberán ser cómodos, preferentemente de materiales naturales, para facilitar la transpiración y adecuados al tamaño del pie, pues un zapato excesivamente amplio puede ser incomodo y dar lugar a torceduras, por el contrario si es demasiado estrecho impide el desenvolvimiento natural del pie, produciendo durezas,  rozaduras e incluso deformaciones (juanetes).
LOS OÍDOS
Se lavará diariamente las orejas y el oído externo con agua y jabón, evitando la entrada de agua  en el oído medio, esto se consigue inclinando la cabeza hacia el lado que se está limpiando.
Los bastoncillos de algodón se deben utilizarse sólo para secar los pliegues pero nunca para la limpieza del oído, ya que empujarían la cera dentro en lugar de eliminarla, y contribuye a la formación de tapones.
Si se observa en el niño/a la existencia de secreciones, picor persistente, disminución de la audición es aconsejable consultar al médico.
Finalmente cabe señalar la importancia del descanso, dado que existe una relación directa entre descanso y bienestar.
El sueño es la mejor forma de reponer fuerzas. Los niños y niñas deben dormir al menos 10 horas. Esto redundará positivamente en su estado de ánimo y rendimiento escolar.

You may also like