ADMINISTRADOR BLOQUEADO

«Voy a defender la estabilidad política y cumplir con el mandato que me han dado», aseguró el presidente del Gobierno español. El ex tesorero del partido gobernante admitió que llevaba una contabilidad paralela y la existencia de sobresueldos.

El jefe de gobierno conservador español Mariano Rajoy aseguró este lunes que no piensa renunciar por las nuevas revelaciones sobre una posible contabilidad oculta y sobresueldos en su partido, cuyo ex tesorero, ahora encarcelado, declaró ante el juez.

«Voy a cumplir el mandato que me han dado los españoles», dijo Rajoy en una conferencia de prensa, durante la cual afirmó que el «estado de derecho no se somete a chantaje» y que la justicia seguirá su trabajo «con absoluta independencia».

En la víspera, la oposición socialista había reclamado su dimisión denunciando la «connivencia» entre el líder conservador y Luis Bárcenas, el ex tesorero del partido que lleva seis meses haciendo tambalear la derecha española.

En prisión preventiva desde el 27 de junio en la prisión de Soto del Real, cerca de Madrid, Luis Bárcenas llegó el lunes por la mañana en un furgón policial a la Audiencia Nacional, convocado a declarar por el juez Pablo Ruz que investiga este caso.

Esta comparecencia podría tener importantes repercusiones según la prensa: «Bárcenas revelará hoy al juez Ruz 19 años de contabilidad B del PP», tituló el diario El Mundo.

El ex tesorero, añade el periódico, entregará al juez de instrucción «cientos de documentos originales y un ‘pendrive’ en el que figura toda la contabilidad B del partido desde 1990 y 2008».

En los últimos días, el escándalo nacido en enero se ha reavivado acercándose peligrosamente a Rajoy, presidente del Partido Popular desde 2004 y próximo a Bárcenas, uno de los hombres fuertes de la formación durante dos décadas, con especial predilección por el lujo y el dinero.

You may also like