Noti - Denuncias: (3804) - 560150

El secretario de Estado vaticano, Pietro Parolin, dijo que la prohibición de que los sacerdotes se casen “no es un dogma de la Iglesia y se puede discutir”. Es la primera vez que un alto miembro de la Iglesia se expresa de este modo.

El secretario de Estado vaticano, Pietro Parolin, planteó por primera vez desde la cúpula de la Santa Sede que el celibato “se puede discutir”.

La tradición católica que impide a los sacerdotes tener parejas “no es un dogma de la Iglesia y se puede discutir porque es una tradición eclesiástica”, en contraposición con los dogmas “definidos e intocables” instituidos por Jesús, opinó el arzobispo italiano de 58 años.

Respecto del celibato, Parolin opinó en una entrevista con El Universal que “no se puede decir, sencillamente, que pertenece al pasado”.

“Es un gran desafío para el Papa porque él posee el ministerio de la unidad y todas esas decisiones deben asumirse como una forma de unir a la Iglesia, no de dividirla. Entonces se puede hablar, reflexionar y profundizar sobre estos temas que no son de fe definida y pensar en algunas modificaciones, pero siempre al servicio de la unidad y todo según la voluntad de Dios. No es lo que me plazca sino de ser fieles a lo que Dios quiere para su Iglesia”, expresó el designado secretario de Estado, que reemplazará al controvertido Tarcisio Bertone.

Parolin explicó también el origen de esa tradición, que se remite “a los primeros siglos”. “Después la implementación se aplicó durante todo el primero milenio, pero a partir del Concilio de Trento se insistió mucho en eso. Es una tradición y ese concepto pervive en la Iglesia porque a lo largo de todos estos años han ocurrido acontecimientos que han contribuido a desarrollar la revelación de Dios. Esta finalizó con la muerte del último apóstol (san Juan). Lo ocurrido luego ha sido un crecimiento en la comprensión y actuación de la revelación”, expuso.

You may also like