ADMINISTRADOR BLOQUEADO

El fiscal de la causa solicitó la máxima pena para el acusado del triple crimen de Benavídez. Su mujer, quien ahora está embarazada de él, es investigada como cómplice. “Ella no tiene nada que ver”, alegó .

El fiscal Ricardo Juan pidió hoy durante la audiencia de alegatos ante el Tribunal Oral en lo Criminal 7 de San Isidro que se condene a cadena perpetua a Juan Carlos Cardozo, el hombre acusado de asesinar a una hija, la hermana y la abuela de su esposa en 2012 en la localidad bonaerense de Benavídez.

Juan solicitó que se lo condene por el delito de “homicidio agravado por alevosía (dos hechos) y homicidio agravado criminis causa”. En tanto, Romina Martínez (27), quien mantiene la relación amorosa con el asesino de sus famliliares y espera otro hijo de él, es investigada por su presunta complicidad en el hecho.

“Mi señora no tiene nada que ver”, dijo Cardozo al salir de la audiencia a las 11:30 de la mañana, minutos antes de ser trasladado a la Unidad Penitenciaria N° 9 de La Plata, donde permanecerá detenido hasta la fecha del veredicto, el próximo 30 de agosto.

Antes de la audiencia, Juan Carlos Cardozo, de 25 años, afirmó que no hizo “nada” e insistió en que estaba “poseído” en el momento de la matanza.

La pareja de Cardozo, Romina Martínez, perdió a su hija (que había tenido con otro hombre), a una hermana y a su abuela en el hecho. De todos modos, perdonó a Cardozo porque consideró que estaba “poseído” y ahora está embarazada de él, tras visitarlo en prisión.

El triple crimen ocurrió el 27 de agosto de 2012 cuando Cardozo fue a buscar a Martínez, quien lo había abandonado una semana antes y se había llevado con ella a la hija de ambos, de 3 años.

You may also like