Noti - Denuncias: (3804) - 560150

El ministro del Interior y Transporte calificó de “irresponsable y vergonzosa” la medida de fuerza realizada esta mañana por maquinistas del San Martín y el Belgrano Sur. Abal Medina critió a La Fraternidad.

Randazzo  vinculó la medida de fuerza con la decisión del fiscal de pedir el procesamiento del motorman del tren que provocó el accidente de Castelar en junio último.

“El paro es una cuestión política que tiene que ver con la decisión del fiscal de la causa del accidente de Castelar” de pedir el procesamiento del maquinista del tren, dijo Randazzo al desmentir al titular del gremio La Fraternidad, Omar Maturano, quien sostuvo que la medida fue tomada en reclamo de controles completos a los conductores.

“Es una vergüenza la actitud corporativa de ese sindicato, muy alejada de la gente”

Florencio Randazzo, ministro del Interior y Transporte

Randazzo se refirió así al fiscal de Morón, Sebastián Basso, que pidió el procesamiento de Daniel López, que el 13 de junio pasado condujo el tren que mató a tres personas y provocó más de 300 heridos.

El titular de Transporte, en declaraciones formuladas desde Nueva York a radio La Red, cuestionó a Maturano por “tomar de rehenes a miles de pasajeros en un proceso inédito en la Argentina de puesta en valor del sistema ferroviario”.

“Es una vergüenza la actitud corporativa de ese sindicato, muy alejada de la gente”, dijo y advirtió: “Entiendan que acá hay una decisión política de mejorar el transporte para la Argentina. No me van a correr dirigentes sindicales que deberían dar más de una explicación a la sociedad”.

Desde Nueva York, donde firmará un acuerdo para la formación de profesionales en materia regulatoria de transporte, Randazzo recordó que en la línea San Martín “después de 52 años han llegado 160 formaciones belgas para reforzar el sistema”.

Por otra parte, Randazzo dijo que “los controles a los conductores se hacen desde hace seis meses”, al desmentir a Maturano, y especificó que se realizan análisis de alcohol en sangre, test de atención  y análisis “aleatorio de consumo de drogas”.

“Terminemos con la caradurez nunca vista, es una hipocresía. Maturano fue dirigente sindical cuando se vaciaron los ferrocarriles”, acusó Randazzo y sostuvo que “la mayoría de los motorman no piensan como él”.

En ese marco, se comprometió a “redoblar la apuesta con los controles y terminar con esta corporación que solo toma a los hijos de los trabajadores ferroviarios impidiendo a los que tienen ganas y capacidad que lo puedan hacer”.

“No me perdonan que haya puesto cámaras en las formaciones”, dijo Randazzo al insistir que “las políticas tienen que estar al servicio de la gente, no de los dirigentes”.

“Si me tengo que ir de mi cargo, porque no puedo seguir adelante con las reformas que he emprendido, no le quepa duda que me voy a ir porque estoy por encima de cualquier corporación sindical y estoy con los trabajadores. Pero no creo que me puedan vencer”, aseveró Randazzo.

You may also like