Noti - Denuncias: (3804) - 560150

El presidente de Estados Unidos anunció un importante refuerzo de las tropas de su país en Europa del Este para hacer frente la crisis en Ucrania al tiempo que amenazó a Rusia con imponer nuevas sanciones si no cesa en favorecer la “desestabilización” en dicho país.

“Aumentaremos el número de personal estadounidense rotatorio en Europa del Este”, dijo Obama tras reunirse con el presidente polaco, Bronislaw Komorowski, en el inicio de su gira por Europa.
Para eso, Obama solicitará al Congreso estadounidense que se pongan a disposición 1.000 millones de dólares.

“Será una fuerte señal de compromiso con la seguridad de los miembros de la alianza”, dijo el presidente estadounidense en referencia a los miembros de la OTAN de Europa del Este, que ven con temor los movimientos de Rusia en el marco de la crisis ucraniana.

“Rusia debe contribuir a calmar la situación” en las regiones del este de Ucrania donde operan los insurgentes, indicó el mandatario estadounidense

El embajador ruso ante la ONU, Vitali Churkin criticó el anuncio: “En caso de que Estados Unidos necesite la situación en Ucrania para algún tipo de demostración de fuerza, sólo será algo desventajoso”, dijo en declaraciones a la agencia de noticias rusa Interfax en Nueva York que difundió la agencia DPA.

El secretario general de la OTAN, Anders Fogh Rasmussen, celebró en cambio el anuncio de Obama y alabó “el papel de liderazgo estadounidense al adoptar medidas de seguridad”, según dijo en Bruselas al fin de una reunión de ministros de Defensa de la OTAN.

Polonia demandó mayor presencia militar de la OTAN después de que la región ucraniana de Crimea se anexara a Rusia, y algunas voces del gobierno polaco llegaran a pedir a la Alianza que ubique hasta 10.000 efectivos en la región ante el temor al expansionismo ruso.

“La seguridad de nuestros aliados es piedra angular de nuestra propia seguridad”, añadió Obama, quien hizo una breve declaración junto a Komorowski en el hangar donde se alojan algunos de los caza F-16 de fabricación estadounidense que adquirió Polonia recientemente, informó la agencia de noticias EFE.

Por otro lado, Obama advirtió hoy al presidente ruso, Vladimir Putin, que se aplicarán nuevas sanciones a Moscú si continúan promoviendo la “desestabilización” en Ucrania.

“Rusia debe contribuir a calmar la situación” en las regiones del este de Ucrania donde operan los insurgentes, indicó el mandatario estadounidense.

Entre las cuestiones que Moscú puede llevar a cabo, Obama apuntó que Rusia debe vigilar su frontera con Ucrania para evitar el paso de mercenarios y armas para los separatistas, reconocer las recientes elecciones ucranianas y reunirse con el nuevo presidente electo, Petro Poroshenko.

Obama hizo referencia a que Rusia debe reconocer las elecciones celebradas el 25 de mayo pasado desconociendo, aparentemente, que Moscú ya lo había hecho.

“La soberanía de Ucrania no se debe sacrificar” por mantener las relaciones bilaterales con Moscú, afirmó Obama

“Respetamos la voluntad expresada y estaremos preparados para establecer un diálogo pragmático y equitativo sobre las bases existentes, lo cual incluye el cumplimiento de los acuerdos existentes, tanto comerciales como en el sector del gas”, había señalado el canciller ruso Serguei Lavrov un día después de los comicios en Ucrania.

Por otra parte, Obama reconoció “la importancia de mantener unas buenas relaciones con Rusia”, aunque destacó que esto no se debe hacer a costa de “sacrificar los principios” que su país defiende.

“La soberanía de Ucrania no se debe sacrificar” por mantener las relaciones bilaterales con Moscú, afirmó Obama, quien señaló que Rusia es un importante actor a nivel global y regional.

Si Moscú comienza a cooperar, Occidente tratará de “intentar reconstruir la confianza” bilateral, sostuvo Obama, pero reconoció que esto “precisará un tiempo”.

Además, advirtió que “si Rusia cumple las leyes internacionales, entonces habrá cooperación. Si Rusia no se atiene a las leyes internacionales, entonces la OTAN será firme al reafirmar sus principios”.

La visita de dos días de Obama a Polonia es la primera escala de una gira europea que lo llevará también a Bruselas, donde asistirá a la cumbre del G7, y a Francia, para participar en la celebración del 70° aniversario del desembarco de las tropas aliadas en Normandía durante la Segunda Guerra Mundial.

Obama y Putin coincidirán el viernes en los actos de dicho aniversario, pero no hay ninguna reunión prevista entre ellos.
El presidente estadounidense confió en que los mandatarios de Francia y del Reino Unido, Francois Hollande y David Cameron, reiteren su mensaje ante Putin.

You may also like