ADMINISTRADOR BLOQUEADO

La compañía aérea, unida a British Airways dentro del grupo IAG, cerró este viernes un acuerdo para rebajar los sueldos del personal de tierra, última categoría de asalariados que quedaba por convencer de esta medida.

«Este acuerdo, que se suma a los previos de pilotos y tripulantes de cabina, marca un hito en la historia de la compañía», señaló Luis Gallego, presidente ejecutivo de la aerolínea, en rueda de prensa conjunta con los sindicatos UGT y CCOO.

«Esto nos permitirá establecer los cimientos para que Iberia avance en la senda de un crecimiento rentable y sostenible», dijo Gallego, celebrando haber dejado atrás «años de conflictos».

Las dos grandes centrales sindicales españolas, mayoritarias entre el personal de tierra representando a un 71% de la plantilla, aceptaron un principio de acuerdo que prevé una rebaja inmediata del 7% de los salarios y una congelación salarial hasta 2015.

«Después de dicha fecha, los incrementos salariales estarán sujetos a la rentabilidad de la compañía», precisó Iberia en un comunicado.

«Con este acuerdo, la compañía ha cerrado acuerdos con todos los colectivos [de empleados] con el objetivo común de dotar a la compañía de una base de costes competitiva», subrayó.

El principio de acuerdo debe aún ser validado por cada uno de los sindicatos. Gallego afirmó esperar que el colectivo de pilotos, el primero en alcanzar un preacuerdo, valide el suyo en la primera semana de abril.

«El esfuerzo que hacemos los trabajadores es un esfuerzo muy importante no solo salarial sino de productividad para garantizar el futuro de la compañía», afirmó Francisco Rodríguez, secretario federal del sector aéreo de UGT.

«Este acuerdo garantiza el empleo de más de 20.000 trabajadores», añadió.

Mientras British Airways acumula beneficios, Iberia, que se fusionó con la aerolínea británica en enero de 2011, dice haber registrado más de 850 millones de pérdidas entre 2008 y 2012. En 2013, consiguió reducir su pérdida operacional de 351 millones de euros en 2012 a 166 millones.

Por ello, el 13 de marzo de 2013 sindicatos y dirección anunciaron un acuerdo para suprimir 3.100 empleos.

Pero aun así la dirección continuó negociando con los trabajadores para mejorar la productividad de la empresa y pronosticó que del resultado de estas negociaciones dependería la posibilidad de hacerse con ocho aviones A330 sobre los que tenía opción.

You may also like