ADMINISTRADOR BLOQUEADO

El ex capitán del seleccionado argentino planea hacer una auditoría sobre sus bienes porque sospecha que le falta dinero y no una cifra menor, sino millones.

El exfutbolista Diego Maradona habría decidió enviar cuatro cartas documento para revocar los poderes que tenían sobre sus bienes su ex mujer, Claudia, sus hijas, Dalma y Gianinna y Lisandro Pirosanto, un aliado de Claudia que manejó durante años los bienes y las cuentas del Diez al lado de Claudia.

La medida fue tomada desde Dubai, donde Maradona lleva ya un tiempo desconfiando del manejo de sus bienes. Su idea es encarar una exhaustiva auditoría que duraría alrededor de 45 días y una vez terminada entonces llegar a las conclusiones.

Desde cuando estuvo al borde de la muerte, pasando por sus peleas amorosas, hijos no reconocidos, tiros a la prensa e infinidades de escándalos Diego siempre tuvo un refugio, siempre tuvo una parte “intocable” en su vida, pero eso ahora parece haber cambiado.

Es que según pudo averiguar en exclusiva Diario Popular, ayer Maradona decidió enviar cuatro cartas documento para revocar los poderes que tenían sobre sus bienes Claudia, Dalma y Gianinna y Lisandro Pirosanto.

Diego iría así contra sus familiares más íntimos. El ex capitán del seleccionado argentino sospecha que le falta dinero y no una cifra menor, sino millones.

Es por eso que se cansó de esa sospecha y decidió cortar por lo sano. Fuentes del Correo Argentino de Ramos Mejía le aseguraron ayer a Diario Popular que salieron las cuatro cartas documento que inhabilitarán a ellos de poder disponer de cualquier bien, entre los que están las cuentas, de Diego Maradona.

La idea es encarar una exhaustiva auditoría que duraría alrededor de 45 días y una vez terminada entonces llegar a las conclusiones. El Diez no desconfía de sus hijas, por ellas pone las manos en el fuego, pero no le quedó otra que mandar cartas documento a todas.

Es más, Dalma está en Dubai filmando el reality y su padre le anticipó la jugada. La decisión no fue sencilla, pero el astro está dispuesto a ir por todo.

Tanto que decidió mandar de vuelta a Cecilia, la secretaria
personal de Claudia que estaba desde hace tiempo en Dubai y que en los próximas días regresará al país.

Claudia fue durante muchos años una de las apoderadas de Diego. Lisandro Pirosanto, alias el “Tata”, es uno de los contadores de Diego, hombre de extrema confianza de Claudia y también tenía el poder de poder manejar los bienes del Diez, hasta ayer, que ingresó en la lista de las cartas documento.

Maradona lleva un tiempo largo de sospechas, nunca le apuntó a alguien en particular, pero la realidad es que al Diez le están haciendo ruido varios temas y ahora que está solo en Dubai decidió poner manos a la obra.

Durante el tiempo que dure la auditoría, los apoderados de Diego serán sus abogados: Víctor Stinfale y Matías Morla. La noticia no cayó de la mejor manera en la familia del Diez. Es que si bien sus hijas entendieron la medida, quien más furiosa está con todo esto es Claudia Villafañe.

Es que esta no es la primera vez que el Diez pone el ojo sobre el manejo de su dinero por parte de su ex mujer. Luis Ventura hace un tiempo había confirmado que cuando charló con Diego en privado, él le había pedido información acerca de algunas propiedades que tenía en el exterior y sobre el manejo de sus cuentas.

“Maradona me pidió que le investigara las propiedades de Claudia en Estados Unidos. La pulga que más le pica es un complejo edilicio que se comenzó con el nombre Complejo Maradona. Desconfía que hubo una transferencia a niveles millonarios que él nunca vio”, dijo Ventura.

Lo cierto es que Diego tomó una decisión jugada, fuerte, fiel a su estilo. Habrá que ver su repercusión.

Maradona está en Dubai con su hija Dalma terminando de filmar el reality donde Diego busca un joven talento en los Emiratos para luego llevarlo a un club europeo.

La decisión de librar las cartas documentos tiene que ver también con el inminente desembarco del Diez a nuestro país.

El astro tiene un contrato con la televisión de Venezuela para comentar el próximo Mundial de Fútbol en Brasil pero antes de
viajar a dicho país, pasará unos días por Argentina para controlar la marcha de la auditoría y además acelerar otras cuestiones.

Son dos los frentes que tiene abiertos: uno es el desalojo de la casa que por estos días ocupa Rocío Oliva con su familia y el otro es la demanda contra Verónica Ojeda.

En el primer caso lo que él se debe es una charla con la madre de Rocío y desde el entorno de la rubia aseguran que se dará. En cuanto a Verónica, sus abogados siguen reclamando la restitución
de sus bienes.

La relación de Diego con Rocío sigue atravesando por todos los vaivenes que suelen pasar los romances. Del te quiero al odio van sin problemas según pasan los días.

El lunes Rocío estuvo en AM y contó que el Diez la había llamado desde Dubai aunque según ella no pudo sacar nada en claro porque Diego no estaba en sus cabales.

“Diego no está bien. Hay gente de su entorno que me dice que no está tomando las mejores decisiones. Ayer me llamó y no le entendí nada, no sé si estaba dormido o había tomado mucho champán o qué.
Conmigo no estaba así”, dijo.

La rubia le apunta directamente a Alejo Clérici, amigo del Diez, y uno de sus principales enemigos y que hizo mucho para sacarla del entorno.

Pero a Diego no le cayó para nada bien esta declaración y desde los Emiratos instruyó a sus abogados para avanzar en una nueva causa penal, esta vez por calumnias e injurias.

“No me voy a bancar que me trate de borracho. Queréllenla ya mismo por calumnias e injurias. Mañana mismo quiero que se inicien las acciones”, les habría dicho el Diez a sus abogados.

De esta manera tanto Morla como Stinfale, sus abogados, suman una nueva causa contra sus ex mujeres.

Con Verónica tienen la violación a la medida cautelar, la averiguación de sus bienes y el reclamo de su patrimonio. Mientras que con Rocío aún está pendiente la denuncia por robo y ahora le suma esta.

El Diez pasó del amor al odio sin escalas. Sus dos últimas relaciones hoy están más en los Tribunales que en la intimidad. En el mundo Maradona, todo puede pasar…

You may also like