Noti - Denuncias: (3804) - 560150

El gobierno de Malasia anunció la suspensión por el día de hoy,debido al mal tiempo, de la búsqueda del avión de Malaysia Airlines desaparecido el 8 de marzo, mientras persisten las dudas sobre la certeza de la información.

Un día después de que el primer ministro malayo, Najib Razak, anunciara que el avión “terminó” su vuelo en el sur del Indico, el ministro de Transportes y Defensa de Malasia, Hishamudin Husein, brindó una conferencia de prensa en la que hizo el anuncio y brindó algunas precisiones que poco lograron aclarar.

Al explicar los datos obtenidos de Inmarsat y de la Comisión de Investigación de Accidentes Aéreos de Reino Unido (AAIB) que llegaron a la conclusión de que el avión se estrelló, reveló que los satélites utilizados incluyen una última señal electrónica “parcial” enviada por el avión que todavía está siendo analizada.

“Hay pruebas de una comunicación parcial entre la aeronave y la estación en tierra a las 00.19 GMT (21.19 de Argentina)”, afirmó Hishamudin. “En estos momentos, esa transmisión no se comprende y está siendo sometida a más investigación”, añadió.

Aseguró, asimismo, que todavía no hay pruebas de que el objeto que parece ser un palliet de madera avistado en el océano Indico esté relacionado con el vuelo MH370.

El ministro indicó que “en los últimos días”, Inmarsat desarrolló una “técnica innovadora” para averiguar la trayectoria que siguió el Boeing 777-200ER tras haber cambiado de rumbo, basada en la velocidad del aparato en relación con un satélite, el denominado `efecto Doppler`.

Gracias a esta técnica, el nuevo análisis sobre la trayectoria del avión realizado por la AAIB y entregado al primer ministro malayo, concluye que el avión desaparecido voló por el conocido como “corredor sur” y tuvo su “última posición en medio del océano Indico”, al oeste de Perth, explicó Hishamudin.

Fue tras alcanzar esa conclusión que el Gobierno decidió informar a las familias de los pasajeros de la aeronave y a los medios para anunciarles que el avión había “terminado” su vuelo en medio del Indico.

“Queda trabajo por hacer y estamos agradecidos a Inmarsat, la AAIB y el equipo de investigadores internacionales que todavía está trabajando con las autoridades malayas. Este es un tema en desarrollo y en cuanto sepamos más, lo contaremos”, explicó el funcionario, según revela la agencia de noticias Europa Press.

Sin embargo, las dudas son muy grandes entre los familiares de los pasajeros chinos que viajaban en el desaparecido avión e incluso en el propio gobierno de China, al punto que hoy decidió que su viceministro de Asuntos Exteriores, Zhang Yesui, viajara a Malasia para coordinar las operaciones de búsqueda, según informó la agencia Xinhua.

Los principales reclamos de los familiares se centran en las “dudas” que provocan las conclusiones de que el avión se estrelló contra el océano Indico sin haber recogido ninguna pieza de la aeronave.

La situación generó hoy una imagen poco frecuente en Beijing, cuando cientos de familiares manifestaron en las calles reclamando soluciones frente a la embajada de Malasia, lo que movió a un fuerte operativo policial para evitar “desmadres”.

Una de las acusaciones que hicieron los familiares es que las autoridades malayas no informaron hoy sobre los avances de la investigación, luego de lo cual el ministro Hishamudin explicó que la búsqueda seguirá mañana “en el sur del océano Indico, frente a la costa occidental de Australia”.

La búsqueda se centrará en una zona de unas 469.000 millas náuticas cuadradas, frente a la superficie de 2,24 millones de millas náuticas cuadradas que tenía la zona de búsqueda establecida el 18 de marzo.

“Estamos trabajando ahora en limitar aún más la zona de búsqueda, usando cuatro métodos: recopilación de información de vigilancia de satélites, análisis de datos de radares, aumento de los medios aéreos y de superficie y refuerzos del número de expertos y técnicos”, explicó el funcionario.

Asimismo, el dispositivo estadounidense Towed Pinger Locater, un instrumento que permite encontrar las cajas negras de los aviones, está siendo trasladado hacia Perth para utilizarlo en el dispositivo.

Este sistema será instalado en el buque australiano “Ocean Shield”, que recalará en la ciudad australiana el viernes y tiene previsto llegar a la zona en la que se encontraría el avión el 5 de abril.

Por su parte, la Autoridad de Seguridad Marítima de Australia (AMSA) informó de que en las labores de búsqueda van a estar participando doce aeronaves, siete de ellas militares y cinco civiles.

En la actualidad, seis países están colaborando en la búsqueda del avión de Malaysia Airlines: Australia, Nueva Zelanda, Estados Unidos, Japón, China y Corea del Sur, en tanto mañana llegarán el rompehielos chino “Xue Long” y otros tres buques de la misma nacionalidad.

You may also like