ADMINISTRADOR BLOQUEADO

Tras el escándalo por maltrato infantil San Isidro, legisladores de Córdoba y Buenos Aires elevaron propuestas para colocar estos dispositivos. Sus detractores se oponen por la lógica represiva y “policíaca” en las aulas.

Continúan las consecuencias de las grabaciones donde se escucha el maltrato infantil del Jardín Tribilín de San Isidro. Ya pasada la inmediata conmoción de la denuncia, diputados de la mayor provincia del país y de Córdoba impulsan proyectos de ley para instalar cámaras web en los jardínes maternales y de infantes. Con las normativas, se busca que los padres puedan controlar desde sus lugares de trabajo el cuidado de sus hijos.

“Presentamos proyecto ley para que los municipios conozcan la situación de los jardines en cada distrito”, anunció el diputado bonaerense Mauricio D’Alessandro a través de Twitter, quien integra el espacio Unión Celeste y Blanco, liderado por Francisco de Narváez.

“El proyecto está siendo analizado en la Comisión de Niñez, y creo que esta vez va a salir porque el caso de Tribilín hizo que el tema vuelva a debatirse”, apuntó el legislador. Cabe aclarar que el proyecto ya fue rechazado en octubre pasado en la Comisión de Educación, tras ser considerado como un intento de convertir a los jardínes en una suerte de “Gran Hermano”. A ello se le suma un fallo del tribunal en lo contencioso administrativo que prohibió a la Municipalidad de La Plata la instalación de cámaras de seguridad en las escuelas del partido.

La propuesta consiste en la instalación de los dispositivos web en salas con chicos menores entre 45 días a 5 años, y que los padres tengan un usuario para chequear vía internet lo que sucede en los establecimientos desde sus PC’s y equipos informáticos. Este tipo de controles, que despiertan un fuerte rechazo desde sectores académicos y gremiales, ya se aplican en países como Estados Unidos, Brasil y Chile.

En tanto, en Córdoba, el legislador de Unión por Córdoba, Sergio Busso, presentó ayer otra iniciativa similar con el fin de controlar por la web todo lo que ocurra en “todas las dependencias que se utilizan para prestar servicios de albergue, atención y cuidado” de niños y adultos mayores.

Detractores

También se escucharon voces disidentes al respecto. Entre ellas, la diputada Patricia Cubría, diputada del Frente para la Victoria. “La vigilancia con cámaras no es solución para que no haya violencia. Creo que eso es una política represiva de control. Tiene que haber algo más integral”, sostuvo la mujer del líder del Movimiento Evita para Letra P.

Por su parte, Liliana Abrate, ex directora de Ciencias de la Educación de la Universidad Nacional de Córdoba, cuestionó también el concepto de los proyectos y propuso auditar la la labor de los maestros antes que trasladar a un ambiente pedagógico una lógica “policíaca”.

You may also like