ADMINISTRADOR BLOQUEADO

Alejandra Cejas es la diputada del bloque del Frente de Todos-Partido Justicialista que el viernes pasado fue suspendida por 90 días, tras un cruce de acusaciones que mantuvo con el presidente del PJ jujeño, Rubén Rivarola, quien requirió una sanción que fue acompañada por la mayoría simple del cuerpo.En las últimas horas, veinticinco mujeres con trayectoria pública que se presentan como «mujeres peronistas, feministas y militantes de distintos signos políticos» se solidarizaron con la legisladora, acusando a Rivarola de encabezar «una feroz persecución política» contra la diputada en el marco de «un pacto patriarcal y antidemocrático con el gobernador Gerardo Morales».Las firmantes, entre las que se encuentran diputadas nacionales Vanesa Siley (Frente de Todos-Buenos Aires), Hilda «Beba» Aguirre (FdT-La Rioja) y Mónica Macha (FdT-Buenos Aires), la directora del Banco Provincia Juliana Di Tullio y la exlegisladora Mónica Durrieu, advirtieron que «la alevosía de la persecución» contra Cejas debería encuadrarse en las leyes 27501/19 y 26485/09, de Protección Integral de la Mujer.

Informe Político se contactó con la diputada jujeña para conocer detalles del trasfondo y la gravísima denuncia política e institucional, que apunta contra el mismísimo gobernador cambiemita y el titular del PJ local: «Los machirulos de la Legislatura se enojaron y me sacaron por bocona», denuncia Cejas, ante la consulta de IP.La sesión que terminó en atropello era una sesión especial para tratar un solo proyecto, la posible compra de vacunas por parte del gobierno provincial, que obtuvo el acompañamiento de la Legislatura, pero no sin escándalo.

El gobernador de JxC consiguió los votos de los legisladores propios y los asociados del PJ que responden al propio Rivarola.Sin embargo quienes se oponen, entre los que se encontraban la propia Cejas, realizaron sus cuestionamientos, entre los que se encuentra una claúsula de confidencialidad, mediante la cual sospechan que el Estado provincial pondría de garantía para la adquisición de vacunas los recursos naturales de la provincia.

Con esa clausula. advierten desde la oposición, podría no informarse cual es el costo de las vacunas, ni cómo se usarán los fondos públicos, lo que el diputado Alejandro Vilca calificó como un «firmar un cheque en blanco a Gerardo Morales». La preocupación radica en la sospecha de que la compra de las vacunas representará una millonaria deuda para la provincia.

Fuente: informepolítico.com

You may also like