ADMINISTRADOR BLOQUEADO

Con vientos de hasta 105 km/h ha virado hacia el noroeste y se dirige a Canadá, adonde llegará el miércoles. Hay tres localidades en emergencia tras haberse roto un dique. El presidente Obama declaró el estado de emergencia en el estado de Nueva York
 
El Servicio de Pronóstico Hidrometeorológico informó a las 9:00 GMT de que el ciclón post tropical Sandy seguía moviéndose sobre el sur del Estado de Pensilvania. El centro del ciclón se situaba a unos 24 kilómetros al este de York y 145 kilómetros al oeste de Filadelfia (Pensilvania), con vientos sostenidos máximos de 105 kilómetros por hora.
“Se espera hoy un avance a menor velocidad y un giro hacia el norte en el oeste del Estado de Nueva York”, añadió el boletín. “El ciclón se dirigirá a Canadá el miércoles”. La llegada a tierra firme de Sandy, en la noche del lunes a martes con vientos sostenidos de 125 kilómetros por hora, levantó marejadas de hasta cuatro metros en áreas de Nueva Jersey y Nueva York.
El nivel de las aguas ha bajado ya unos 2 metros, aunque el riesgo de inundaciones se mantiene. “Un debilitamiento continuo del viento que se espera en las próximas 48 horas•, explicó el Centro Nacional de Huracanes (NHC) en su boletín. Las lluvias continuas han causado inundaciones en Virginia, Maryland, Delaware y Pennsylvania.

Balance
Todavía hay 60 millones de personas que corren peligro en la zona este de los Estados Unidos. Las aguas de la supertormenta Sandy han roto un dique en el norte de Nueva Jersey, amenazando a tres pueblos cercanos. Pero las atenciones sobre todo se centran en Nueva York, una de las ciudades más afectadas.
Se han disparado las alarmas en torno a la zona de Oyster Creek, al sur de New Jersey, una zona que ha quedado completamente inundada y en la que hay una central nuclear. El reactor nuclear, que fue detenido y está siendo monitoreado, se encuentra a 40 kilómetros de Atlantic City, una localidad turística devastada por el ciclón.
Al haber declarado el estado de emergencia, Obama intenta liberar los fondos para acelerar la construcción. La megatormenta ha dejado un escenario catastrófico. Dieciséis personas han fallecido: se registraron cinco víctimas mortales en Nueva York, dos en Nueva Jersey y en Pensilvania, una en Maryland y otra en Virginia. Asimismo, una persona había muerto como consecuencia de un infarto durante la evacuación y otra falleció al naufragar un velero frente a Carolina del Norte, donde otro marino permanece desaparecido.
Además, Sandy ha provocado uno de los mayores apagones que haya afectado al país, dejando a oscuras a 6,2 millones de personas, el peor corte de energía desde 2003.

“La parte baja de Manhattan está completamente cubierta de agua. No exagero”, escribió en Twitter el director de la Protección civil en Nueva York, Howard Glaser. La comunicación a través de los teléfonos es casi milagrosa.
La mitad de la isla está a oscuras, 500.000 personas no tienen corriente eléctrica en la Gran Manzana. En medio de este infierno de agua, aparecen incluso los incendios. En Nueva York, en el Queens, hay quince edificios en llamas, no se sabe bien por qué. El metro de Nueva York está inundado –la metropolitana tiene 108 años-, y los servicios de trenes y aviones están interrumpidos.
La supertormenta ha conseguido algo inaudito: suspender las campañas presidenciales una semana antes de las elecciones.
Por primera vez en 124 años, la bolsa de Wall Street va a cerrar dos días consecutivos, el lunes y el martes. Tampoco hubo labores en la sede de Naciones Unidas.
Sandy había dejado 69 personas muertas en el Caribe antes de pasar por el Atlántico.

Deja una respuesta

You may also like