Noti - Denuncias: (3804) - 560150

La lluvia que es bendición para algunos, es casi un sufrimiento para otros. No son pocos los barrios y los asentamientos que sufren la llegada de la ola polar, y las lluvias, con consecuencias drásticas.

Ranchos de paredes de nylon, de cartón, con techos de chapas, que, en la mayoría de los casos no alcanzan para detener las inclemencias del tiempo. Familias completas esperan la ayuda de los distintos organismos, solicitan colchones, para suplantar los mojados por las lluvias, frazadas para paliar el frío, zapatillas y ropas.

Innumerables mensajes de textos, recibía Canal 5 durante la mañana, solicitando la ayuda de las entidades correspondientes.

La lluvia hizo estragos en sus precarias viviendas, inundándoles y mojando todas sus pertenencias. Además, están en peligro por los cables del tendido eléctrico, debido a la precariedad de las conexiones. Ayer, varios niños estaban con problemas de salud, debido al intenso frío que azota la provincia.

Desde el viernes último que comenzó un nuevo periplo para los vecinos del asentamiento Virgen Desatanudos, en la zona sur de esta Capital. Las precarias viviendas, en su mayoría de tarimas, cartones o nylon, sufrieron las inclemencias del tiempo, y se filtró el agua en su interior, inundándoles y mojando pertenencias, caso de colchones, ropa, calzado, entre otros.

Canal 5 dialogó con los vecinos . María Mercado, madre de un niño de 2 años, brindó detalles de su difícil momento. “Desde el viernes estamos así, mi marido le colocó nylon pero igual se pasó, ahora tenemos todo mojado, tuvimos que correr las camas y algunas cosas porque se nos mojaba todo” aseguró la mujer.

Además precisó, “mi hijo comenzó con vómitos, diarrea, lo lleve al médico y me dijo que podría ser propio del frío, ya que anoche no pude calentar la piecita, porque la leña estaba mojada”. También aseveró que se comunicó con la policía por ayuda, y la repuesta fue, “llame a Defensa Civil, ahí nos dijeron que no tenían en el momento para darnos cosas, salvo para mi sola, pero aquí todos los vecinos estábamos con las casas filtradas, pero nunca llegaron  con la ayuda.

A su vez, Lía otra vecina más adentro del asentamiento, también relató su momento, y con todo mojado pidió mayor atención al sector, donde se pudo observar la carencia, y sobre todo niños al desamparo de ropa y alimentación optima para estos días fríos.

Milimetrajes caídos

La Dirección de Defensa Civil de la Provincia brindó un informe detallado sobre las lluvias registradas durante los últimos días en algunos sectores de la provincia.

El total de milimetraje caído desde el sábado 15 al 19 de junio en la ciudad Capital fue de 27 milímetros, mientras que en Aminga cabecera, del departamento Castro Barros, llovió un total de 20 milímetros

En cuanto a la zona rural de Capital, en el paraje la Ramadita llovió 10 mm, San Bernardo  9 mm, San José 25 mm, Balverto 5 mm, San Pedro 15 mm y en La Esperanza 5 mm.

Por otra parte, en la villa veraniega Sanagasta, se registró un total de agua caída de 2 milímetros, en Patquía 5 mm, y en el paraje La Chimenea ubicado en Malanzán 10 mm.

Finalmente en el paraje Bajo Hondo departamento General Belgrano llovió 110 milímetros.

You may also like