Noti - Denuncias: (3804) - 560150

Ella lo acusó de “psicópata mentiroso” y él aseguró que nunca la amenazó. Fariña le pidió a Jelinek que abandone el piso que habita sobre avenida Libertador. “El plazo está vencido y reconoció la no titularidad del inmueble”, sentenció Leo.

Karina Jelinek y el empresario Leonardo Fariña volvieron a verse las caras hoy en Tribunales en una audiencia de divorcio, en la que la modelo calificó a su expareja de “psicópata mentiroso”.

A la salida del Juzgado Civil número 8 de Familia, Karina fue tajante al referirse a Fariña: “Me di cuenta hoy que traté con un psicópata mentiroso, mitómano”.

Al ser consultada sobre por el calificativo que le dedicó a su exmarido, Jelinek destacó que Fariña “es lo que se ve, lo vieron 4 millones de personas, creo no hace falta aclarar sus actitudes, cómo se manejó él”.

Los problemas conyugales entre ambos comenzaron cuando Fariña se vio involucrado en las denuncias por presunto “lavado de dinero” del empresario Lázaro Báez, pero las diferencias se volvieron irreconciliables cuando el inversionista fue fotografiado en situaciones comprometidas con otras mujeres, entre ellas la vedette uruguaya Mónica Farro.

La modelo advirtió que se trata de “una separación difícil”, pero dijo que va a “seguir confiando en la Justicia”.

Con respecto a la causa en la que investigan a Fariña por lavado de dinero, Karina se negó a hablar del tema.

Por su parte, Fariña se limitó a decir que no se irá del departamento de Avenida del Libertador porque “no se puede plantear exclusión del hogar por infidelidad”.

“Se desgastó el matrimonio. Yo nunca la amenacé y eso quedó asentado”, afirmó, y remarcó que “ella tendría que abandonar el departamento porque el plazo está vencido y reconoció la no titularidad del inmueble”.

Fariña indicó que no se arrepiente “de nada”, aunque luego aclaró que “solo de cuestiones personales pero que no son públicas y no tiene ver con Karina”.

“Yo le ofrecí otro departamento a Karina, pero no lo aceptó. Denunció amenazas de mi parte y ante el Magistrado no lo dijo. No sabe ni qué significa la palabra psicópata”, indicó el empresario.

La mediación de este martes, llevada a cabo en el Juzgado Civil Nº 88 de Familia de esta capital, pasó a cuarto intermedio hasta el lunes por la mañana.

La llegada de Fariña y Jelinek a tribunales fue por separado pero tumultuosa, ya que se registraron empujones y forcejeos con los periodistas que se encontraban en el lugar.

El primero en llegar -a las 9:00- fue Fariña, y minutos después arribó la modelo, quien se tropezó entre la gente.

En ese momento, su guardaespaldas golpeó a un periodista, a quien le rompió los anteojos y le lastimó la cara.

You may also like