Noti - Denuncias: (3804) - 560150

Pasó de ser un humilde campesino a uno de los hombres más ricos y poderosos de México. Una historia con asesinatos, lujos y hasta una fuga cinematográfica.

Nacido en las entrañas del narcotráfico mexicano, Joaquín “El Chapo” Guzmán empezó siendo un campesino en los cultivos de droga pero con su astucia cosechó una de las mayores fortunas mundiales y fue, hasta su captura el sábado, un icono del crimen comparado con el colombiano Pablo Escobar.

Buscado por México y Estados Unidos desde su misteriosa fuga de una cárcel de máxima seguridad en 2001, este hombre de gran astucia y baja estatura nació el 4 de abril de 1957 en Badiraguato, estado de Sinaloa (noroeste), en el seno de una familia humilde de agricultores.

“El Chapo”, diminutivo de “chaparro” (por su 1,55 metros de estatura), abandonó sus estudios en sexto grado para irse a trabajar a los campos de amapola y marihuana de Sinaloa, la cuna de los principales capos, muchos de los cuales acabaron bajo las órdenes de Guzmán.

En el momento de su detención “El Chapo está en la categoría del top 10. Ahí está él junto a Amado Carrillo (fallecido líder del cártel de Juárez) en México y Pablo Escobar”, difunto jefe del poderoso cártel de Medellín, describió Samuel González, exfiscal antidrogas de México.

A través de su tío, Guzmán pasó del campo al contrabando y posteriormente al tráfico de marihuana.

Guzmán se involucró en el crimen organizado en los años 80, cuando fue reclutado por Miguel Ángel Félix Gallardo, “El Padrino”, el “capo de capos” mexicano.

Una de las primeras labores de Guzmán fue la de contactar a los narcotraficantes de las ciudades colombianas de Medellín y Barranquilla.

Con Colombia, “El Chapo” tejió unas alianzas privilegiadas para proveerse de cocaína y exportarla a Estados Unidos, el mayor consumidor mundial de drogas, Europa y Asia, llevando a Washington a ofrecer una recompensa millonaria por su captura, que se ha demorado 13 años.

Guzmán es el criminal “más inteligente y con mayor capacidad de reacción” que haya enfrentado la fiscalía general mexicana, dijo el difunto suprocurador José Luis Santiago Vasconcelos.

Uno de los hombres más ricos

Tras la captura de Félix Gallardo en 1989, sus lugartenientes se repartieron los territorios bajo su influencia y Guzmán se afianzó en el noroeste de México, donde impulsó el cártel de Sinaloa junto a otros capos.

La violencia por el control del negocio llevó a Guzmán a guerras como la que sostuvo contra los hermanos Arellano Félix.

Uno de los episodios más sonados de esta pugna fue el asesinato en mayo de 1993 del cardenal Juan Jesús Posadas Ocampo por sicarios de los Arellano Félix en el aeropuerto de Guadalajara (oeste). Según la fiscalía, los pistoleros confundieron al religioso con “El Chapo”.

El cerco contra Guzmán en México se estrechó, por lo que se refugió en Guatemala, donde fue detenido cerca de la frontera el 9 junio de 1993.

El capo fue internado en el penal de máxima seguridad de Puente Grande, Jalisco (oeste), de donde el 19 de enero de 2001 se fugó escondido en un carrito de ropa sucia.

Tras su evasión, “El Chapo” regresó a la dirección del cártel de Sinaloa y en pocos años logró que volviera a ser la organización dominante en México.

Aunque al capo le han reconocido un talento especial para los negocios, tampoco le ha faltado decisión para embarcar a su grupo en permanentes guerras contra sus rivales o aliados.

“El Chapo ve a todo el mundo como una amenaza. Si ve que alguien gana poder, se encarga de eliminarlo del camino”, dijo una fuente de seguridad estadounidense. En su huida, Guzmán seconvirtió en el gran símbolo del narcotráfico contra el que el expresidente Felipe Calderón (2006- 012) lanzó al Ejército, y llegó a aparecer en la lista de las mayores fortunas del mundo de Forbes de 2011, con más de 11.000 millones de dólares.

Misterio convertido en leyenda

En torno a Guzmán se han tejido numerosas historias, desde que se había hecho una cirugía plástica para cambiar su rostro, que que vivía escondido en la sierra de Durango (noroeste) o que solía pasearse en las ferias ganaderas de Sinaloa.

Tanto en Sinaloa como en Aguascalientes (norte) se cuenta que Guzmán acudía a conocidos restaurantes o bares donde se cerraban las puertas y se recogían celulares a los asistentes, a los que después se les pagaban las cuentas.

En Sinaloa vive gran parte de la familia de Guzmán, incluida su madre, una mujer profundamente religiosa que en alguna ocasión no dudó en encarar al gobierno para reclamar por la persecución de su vástago. “¿Qué les hizo mi hijo?”, ha increpado la mujer.

Según distintos reportes, Guzmán ha tenido tres esposas, la más reciente una joven de Durango con la que se habría casado el 2 de julio 2007, cuando ella cumplía 18 años, en una fastuosa boda en medio de un impresionante dispositivo de seguridad que incluyó cuatris y aviones.

A Guzmán se le atribuyen 10 hijos, uno de ellos asesinado a balazos en un centro comercial de Culiacán, capital de Sinaloa, en 2007.

Otros tres familiares de “El Chapo” han sido asesinados como parte de los ajustes de cuentas del crimen organizado.

Él, en cambio, fue detenido en un operativo en el que no se disparó ni un tiro, poniendo un aparente final a su carrera delictiva muy diferente al de Escobar, abatido por un comando especial en 1993.

You may also like