Noti - Denuncias: (3804) - 560150

El gobierno de Venezuela logró la convocatoria a una reunión de cancilleres de la Unasur para la próxima semana en Santiago de Chile, mientras que la OEA mantenía un encuentro a puertas cerradas para intentar llegar a un acuerdo en relación a la situación en ese país.

La reunión de cancilleres tendrá lugar el 12 de marzo en Santiago, según señaló el canciller venezolano, Elías Jaua, quien dijo haber recibido confirmación del presidente pro tempore de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur), actualmente Surinam.

Agregó que Venezuela aspira a presentar en el encuentro su análisis sobre las causas de la crisis desde que el pasado 12 de febrero estalló una ola de protestas de opositores, en las que se contabilizaron oficialmente 21 muertes, una situación que calificó como “una nueva agresión contra la democracia venezolana”.

“Nosotros allí expondremos y seguramente saldrá una declaración y estamos dispuestos a trabajar conjuntamente con la Unión de Naciones Suramericanas por una mayor profundización del diálogo entre los venezolanos, desde los venezolanos, para conseguir la estabilidad política”, señaló, citado por las agencias AVN y EFE.

Jaua, que la semana pasada realizó una gira por países de la región buscando consenso para esta convocatoria, reivindicó a la Unasur como la plataforma para discutir la crisis venezolana y volvió a cuestionar la eficacia de la Organización de Estados Americanos (OEA), que ayer no logró acuerdo para convocar a una reunión de cancilleres del continente en torno al caso venezolano.

No obstante, esta tarde el organismo con sede en Washington continuaba reuniones a puertas cerradas para llegar a un consenso sobre la declaración presentada por Bolivia respecto a la situación en Venezuela.

Las discusiones están centradas en resolver dos de los puntos de la resolución boliviana en los cuales se hace referencia a los derechos humanos, la libertad de expresión, la libertad de manifestación y a la conferencia nacional de paz convocada por el presidente venezolano, Nicolás Maduro.

Venezuela apuesta a una resolución que analice la situación interna dentro del ámbito de la Unasur

De esta manera, la sesión extraordinaria que había sido suspendida en la madrugada fue retomada a las 15.30 (hora de la Argentina).

El encuentro en la OEA fue pedido inicialmente por Panamá para llamar a una reunión de consulta de cancilleres con el fin de considerar la situación en Venezuela, sin embargo esta iniciativa fue considerada como “prematura” y está virtualmente descartada.

Por ese pedido, Maduro tildó al gobierno de Panamá de “lacayo” y acusó al presidente Ricardo Martinelli de no ser “digno de su pueblo” y de haber estado “activamente obrando contra Venezuela, creando condiciones para que la OEA y otros organismos den un paso de intervención” sobre el país sudamericano.

“Panamá no acepta presiones ni ofensas de ningún país menos de quien consideramos una nación hermana”, respondió Martinelli quien hoy calificó de “inmaduro” a su colega venezolano y lo instó a pagar “su deuda”, que estimó en más de 1.000 millones de dólares, con la Zona Libre de Colom (ZLC), que quedó en suspenso tras la ruptura de relaciones diplomáticas decidida unilateralmente por Caracas tras la petición de una reunión en la OEA.

Ante ese escenario, en la sesión que comenzó anoche, Bolivia entregó el proyecto de declaración sobre el cual trabajaron los miembros del Consejo Permanente, sobre el que esta tarde se buscaba un principio de acuerdo entre los países miembro.

Hasta el momento, el plan boliviano es el único en consideración, en un clima marcado por la división entre los Estados integrantes del organismo interamericano.

La segmentación se vio reflejada cuando un grupo de cinco países (Canadá, Chile, Estados Unidos, Panamá y Perú), pidió que la sesión extraordinaria fuera abierta luego de haber sido agendada originalmente como un encuentro privado.

El debate para resolver este único aspecto de la reunión llevó cerca de cuatro horas de intercambios para concluir finalmente en una votación, que repartió 21 votos a favor de que la sesión fuera privada, 7 a favor de que fuera abierta y 6 abstenciones.

Venezuela apuesta a una resolución que analice la situación interna dentro del ámbito de la Unasur que será antecedido el martes por una cita de los presidentes de los países miembros de este organismo, también en Santiago, para asistir a los actos de investidura de la nueva mandataria de Chile, Michelle Bachelet.

Por otro lado, Maduro condecoró post mortem a los sargentos de la Guardia Nacional asesinados durante las manifestaciones que se realizan en país y enfatizó que los dos homicidios registrados ayer en la zona de Los Cortijos, no quedarán impunes.

En ese marco, el diputado opositor Hiram Gaviria anunció hoy el abandono de su banca como parlamentario de la Mesa de la Unidad (MUD) por la negativa de éstos a participar en la conferencia de paz que lanzó el gobierno de Maduro para frenar la ola de protestas en ese país.

You may also like