Noti - Denuncias: (3804) - 560150

El hijo de la anciana denunció que la cuidadora le pegaba a su madre todos los días desde hace un par de meses, tal como pudo constatar con cámaras de seguridad.

Una enfermera y cuidadora de personas fue detenida recientemente, después de que se denunció públicamente y ante la justicia que sometía a terribles maltratos y castigos a una anciana de 88 años en el partido bonaerense de San Martín.

La acusada fue imputada por lesiones graves por la Fiscalía, según indicaron los familiares de la víctima, quienes pidieron que el juez del caso, Mariano Porto, dicte la prisión preventiva de la agresora para evitar su fuga, ya que “es paraguaya y no tiene domicilio fijo en el país”.

El hijo de la anciana, Gustavo Russo, informó este martes a diversos medios que contrató hace casi dos años a la enfermera para que cuidara a su madre, Elvira Berardi.

Russo explicó que “me encontré con el horror, porque a esta señora, Susana, la contratamos para el cuidado de mi madre y la adoptamos como si fuera de la familia” en su casa de Villa Maipú, en San Martín, al noroeste del conurbano.

Pero dijo que empezó a sospechar de alguna situación irregular al notar un cambio de conducta de su madre en los últimos meses, hasta que días pasados la halló “ensangrentada” y la cuidadora le explicó que había tenido “convulsiones” y que se había lastimado el labio presuntamente al morderse.

Sin embargo, luego “vi las cámaras de seguridad y me encontré con el espanto”, ya que en las imágenes, subidas a Youtube, se observa cuando la mujer le pega a la anciana, la sacude y le coloca un trapo en la boca, entre otras agresiones.

Entonces, en un momento deciden entrar él, su esposa y sus hijos para sorprenderla “in fraganti”, pero, dijo Russo, “le dejó de pegar cuando abrimos la puerta”, aunque ellos ya sabían la verdad.

De la situación de Elvira contó que “mi mamá paulatinamente fue perdiendo movilidad y el habla, y el neurólogo que la atiende dijo que no puede creer como fue empeorando día a día”.

“No sabemos si le daba o no la medicación, pero desde hace seis meses a esta parte estaba muy venida abajo”, amplió.

Russo dijo que desea que “si tiene sentimientos y familia y ve las imágenes, el juez tome las medidas que correspondan, y espero que las lesiones psicológicas que le quedaron a mi madre se reparen rápido”.

Además, estimó que “la intención fue matarla”, porque, según contó, habría “personas a las que cuidaba con cuyos terrenos y propiedades se quedaba”.

Russo relató que tiene grabaciones de varias jornadas de enero en las que se ve que “le pegaba todo el día, no hubo un día en que no le pegó”. También contó que se observa que “la tenía de los pelos, le daba de comer agarrada de los pelos y sin dejarla tragar”.

En una ocasión, reveló, “le pegó un cachetazo a uno de mis nenes, y la última semana estaba ensañada con la golpiza”.

“Me imagino que la Justicia estará viendo los videos, pues esta persona o es psicópata o tiene doble personalidad, ya que hasta pasó las fiestas con nosotros”, añadió el hijo de Elvira.

Russo contó que su mamá ahora “está más tranquila desde que no la vio más, desde que no le escucha la voz, y me contó que la tenía amenazada, que le decía que ‘si hablaba la mataba'”.

“Con las imágenes basta, cualquiera que tenga una madre y corazón la tiene que juzgar. Le dimos todo a la Justicia, pero el daño a mi mamá no se lo saca nadie…, estuvimos pagándole dos años a una mujer para que la cuidara y vemos como la castiga”, amplió Russo.

Señaló que ahora se van a comparar tomografías actuales con las de hace seis meses “para ver qué daños tiene” la abuela.

En ese sentido, insistió con que “varias veces la encontramos como somnolienta, no sabemos si la drogaba, pero el estado de mi mamá cambió de la noche a la mañana en seis meses”.

“La idea es que esto no le pase más a ningún abuelo. Que la Justicia evalúe los videos y la documentación que le dimos y le den (a la acusada) los años que le tienen que dar”, concluyó.

You may also like