Noti - Denuncias: (3804) - 560150

La procuradora se pronunció a favor de la constitucionalidad de los artículos que habían sido cuestionados. Le recomendó a la Corte Suprema que revoque el fallo de la Cámara Civil y Comercial que benefició al Grupo Clarín.

Tras el requerimiento que le había hecho el máximo tribunal, la procuradora Alejandra Gils Carbó dictaminó hoy a favor de los artículos de la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual que habían sido cuestionados por el Grupo Clarín, y que quedaron suspendidos tras una resolución de la Cámara Civil y Comercial.

La jefa de los fiscales federales recomendó, en ese orden, a la Corte Suprema -que ahora queda en condiciones de fallar- que revoque la decisión de esa cámara sobre los artículos 45 y 48 de la norma, sancionada en 2009.

En su dictamen, Gils Carbó consideró que esa resolución resulta arbitraria y “es el resultado de un apartamiento de los fines previstos por el legislador, que fueron sustituidos por el tribunal arrogándose facultades ajenas”, según el sitio fiscales.gob.ar.

“Los jueces han incumplido su misión de dar pleno efecto a las normas vigentes sin sustituir al legislador, al juzgar sobre el mero acierto o conveniencia de las disposiciones que adoptó en el ejercicio de sus facultades propias”, argumentó. Y apuntó que esa sentencia “asigna a la libertad de expresión un contenido decimonónico que se limita a prohibir la intervención del Estado en la esfera privada del individuo y relega la contracara de ese derecho que demanda una protección activa del Estado”.

“La decisión apelada está fundada en apreciaciones que revelan un notable sesgo en la conceptualización de la libertad de expresión y del derecho de propiedad, que ignora los paradigmas de la realidad económica actual y prescinde absolutamente de la dimensión social y pública de los intereses en juego que inspiraron la sanción de la nueva ley. Además, la sentencia se aparta de las circunstancias particulares del caso al omitir toda valoración a la situación de los demandantes, cuya concentración empresarial pone en peligro la vigencia efectiva de derechos fundamentales”, dijo.

Tras destacar el proceso de discusión que precedió a la sanción de la ley, y compararla con la normativa vigente en otros países, la procuradora opinó que la sentencia de la Cámara “denota una visión parcializada del conflicto que se revela en el notable énfasis que pone en preservar los intereses patrimoniales de los demandantes, sin que se advierta igual tesón en respetar los derechos de la ciudadanía a contar con una mayor pluralidad informativa, de ideas y de contenidos”.

“La libertad de empresa de los medios de comunicación no puede jugar en el plano del derecho constitucional un papel autónomo desligado de la efectividad del entramado de derechos, garantías y valores que la Constitución Nacional consagra en beneficio de toda la ciudadanía. Sin embargo, la sentencia recurrida se enfoca en el interés pecuniario de las empresas actoras a llevar adelante sus actividades sin injerencias, e incluso interpreta que esta exclusión del poder estatal constituye una garantía para su libertad de expresión”, agregó.

You may also like