ADMINISTRADOR BLOQUEADO

Mateo Uriburu, de 17 años, murió luego de sufrir un problema cardíaco durante una gira del club de San Isidro. En la sede realizaron una misa para recordarlo y pedir por su familia.

“Lamentamos informar que Mateo partió esta madrugada. Invitamos a todos a unirnos en oración por su familia, sus amigos y su eterno descanso”, expresó el San Isidro Club en un comunicado luego de la información contradictoria que se dio durante el domingo. Más tarde se realizó una misa en la sede central del club para recordarlo pedir por su familia.

Mateo Uriburu, quien el próximo 24 de mayo hubiera cumplido 18 años, sufrió una arritmia grave durante la entrada en calor previa a un partido el 4 de marzo y fue internado inmediatamente en la sala de terapia intensiva de un hospital de Ciudad del Cabo, donde, finalmente, murió.

En la tarde del domingo el club había informado que todavía quedaban esperanzas, ya que el joven se encontraba conectado a un respirador artificial, pero por la noche el SIC comunicó la triste noticia de que el joven finalmente había muerto.

Por pedido de la familia, que viajó de urgencia al país africano, el club había modificado la información y dejaba abierta la esperanza de un recuperación milagros que finalmente no se dio: “Si bien Mateo fue declarado muerto legalmente, hoy domingo por la mañana, su familia ha decidido que permanezca conectado a un respirador, buscando que se produzca el milagro”, explicaba el comunicado.

Finalmente, por la madrugada, y después de las idas y vueltas, se confirmó el fallecimiento del juvenil.

You may also like