Noti - Denuncias: (3804) - 560150

El hecho ocurrió esta madrugada. La vivienda quedó completamente destruida como consecuencia de un escape de gas. El hombre debió ser hospitalizado un hospital de Moreno. Su estado es grave.

La explosión, de acuerdo con las primeras pericias, fue provocada por una fuga de gas desde el interior hacia el exterior de la vivienda del testigo del caso por el asesinato de la joven Candela Sol Rodríguez, ocurrido en agosto de 2011.

Según el informe, no se registró olor a pólvora en el lugar y la fuerte la explosión creó una onda expansiva que afectó el lugar. El hecho ocurrió alrededor de las 2 de la madrugada de hoy en la casa de Roberto “carnicero” Aníbal, quien fuera un testigo clave para la detención de alguno de los involucrados en el crimen de la menor.

Inicialmente se pensó que la vivienda había sido atacada con una bazuca, debido a la magnitud de la explosión y según el relato de los vecinos. Además, el abogado de Aníbal denunció que su representado había sido amenazado en varias oportunidades, por lo que no se descartó un atentado. Sin embargo, el primer informe pericial descartaría esta posibilidad.

La versión oficial contradice a lo manifestado por algunos testigos, quienes afirmaron que no hubo olor a gas y las garrafas estaban intactas. Incluso, una vecina relató que hace menos de un mes, la casa de Aníbal fue atacada a balazos por desconocidos. Además, entre otros detalles, en el momento del accidente no tenía la guardia policial que usualmente está en la puerta de su casa.

Como consecuencia de las heridas sufridas, el hombre debió ser ingresado de urgencia en un hospital de Moreno, donde presenta el 80% de su cuerpo quemado y está en grave estado. Su inmueble, además, quedó completamente destruido.

Candela fue hallada muerta el 31 de agosto de ese año. Apareció asfixiada dentro de una bolsa, a 30 cuadras de su domicilio. Por el caso, estuvieron detenidos Hugo Bermúdez, Leonardo Jara, Gladys Cabrera, Héctor “Topo” Moreyra, Guillermo López, Fabián Gómez, Alberto Espínola y Néstor Altamirano.

You may also like