Noti - Denuncias: (3804) - 560150

Ariel Castro, un chofer de colectivo de 52 años, es el principal sospechoso por el secuestro de tres jóvenes en la ciudad norteamericana de Cleveland, Ohio. Sus vecinos describieron al hombre, de origen puertorriqueño, como una persona “normal y carismática” a la que le gustaban bromear con los chicos del barrio y los asados.

El acusado es propietario de la casa donde fueron halladas las jóvenes: Amanda Berry, Gina De Jesús y Michelle Knight. Berry había sido vista por última vez en 2003, un día antes de cumplir 17 años; De Jesús tenía 14 cuando desapareció, en abril de 2004, mientras caminaba a la escuela, y Knight tenía 21 cuando fue vista por última vez, en agosto de 2000.

Charles Ramsey, el hombre que ayudó a huir de la casa a Berry, aseguró que su vecino era “una buena persona” y que nunca sospechó que pudiera tener encerradas a tres personas. “Salía de su casa, jugaba con los perros, se ocupaba por mantener a punto sus coches y su moto y volvía a entrar. Nada raro”, reconoció, según consignó el diario español “El País”.

Juan Pérez, de 27 años, creció a dos cuadras de la casa del acusado. “Me da vergüenza que ni yo ni nadie del vecindario nos hubiéramos percatado de nada”, dijo el joven que jugaba con el puertorriqueño cuando era pequeño.

Junto a Ariel Castro fueron detenidos sus hermanos Pedro, de 54 años y Oneil, de 50, confirmó la Policía de Cleveland. A los tres se los relaciona con el secuestro de las chicas.

En su perfil de Facebook, Ariel Castro señala que formaba parte del Grupo Fuego, “una banda de merengue y música tropical”, si bien sus componentes se han apresurado a puntualizar que aquel solo tocó con ellos en dos ocasiones en 2008.

 

 

You may also like