ADMINISTRADOR BLOQUEADO

Las jóvenes fueron encontradas en la ciudad de Cleveland, en buen estado de salud.Tres personas fueron arrestadas como sospechosas del caso.

Tres mujeres que fueron dadas por desaparecidas durante años en los Estados Unidos fueron encontradas vivas en una casa de Cleveland, anunció la policía del estado de Ohio, al tiempo que tres personas fueron arrestadas como sospechosas en relación con el caso.

El espectacular descubrimiento atrajo a cientos de personas a una calle residencial normalmente tranquila para celebrar que las mujeres que se habían temido muertas durante mucho tiempo se encontraran finalmente con vida.

Los detalles del trauma que sufrieron en cautividad no se han dado todavía a conocer, pero al parecer al menos una de ellas tuvo una hija durante su secuestro.

La policía informó que había detenido a tres hombres hispanos de unos cincuenta años en relación con el caso, pero rechazó ofrecer más detalles.

La pesadilla finalizó cuando Amanda Berry -secuestrada durante 10 años cuando tenía 16- sacó sus brazos por un hueco en la puerta principal y pidió ayuda.

Un vecino vio a Berry gritando y tratando de salir de la casa. “Escuché gritos y vi a esa chica tratando como loca de salir de la casa”, dijo el hombre.

Ramsey contó que trató de sacarla por la puerta pero no pudo abrirla, así que tuvo que romperla por abajo y la muchacha salió a rastras “llevando a una pequeña niña”.

Berry corrió a una casa vecina para llamar a la policía, suplicando que vinieran tan pronto como pudieran, “antes de que él vuelva”.

“Soy Amanda Berry. Fui secuestrada. He estado desaparecida durante 10 años. Estoy libre, estoy aquí ahora”, dijo Berry, según las grabación de su acelerada llamada al 911.

Berry relató que el hombre que la había mantenido cautiva se llama Ariel Castro. Cuando la policía llegó les contó que había otras dos mujeres en la casa.

“Las tres mujeres, Amanda Berry, Gina DeJesus y Michelle Knight, parecen estar en buena salud”, informó la policía de Cleveland en una declaración.

Berry desapareció en abril de 2003, cuando tenía 16 años, después de salir de su trabajo, según dijo el FBI. Su madre, Louwanna Miller, habría fallecido de ataque al corazón en marzo de 2006, según informaciones de la prensa.

DeJesus tenía 14 años en 2004 cuando fue dada por desaparecida tras dejar su escuela.

Knight, que tenía 21 años cuando desapareció, fue vista por última vez en la casa de una prima el 23 de agosto de 2002.

Castro, el principal acusado, fue descrito por los vecinos como un amigable conductor de autobús y músico.

Gerald Maloney, un doctor de una sala de emergencias que trató a las tres mujeres, afirmó que se encontraban en buen estado y que continuaban siendo examinadas.

 

You may also like