ADMINISTRADOR BLOQUEADO

La titular de Avivi, María Elena Leuzzi, aseguró por Radio 10 que una mujer le quiso dar el aparato, pero que ella sólo intermedió para que se lo entregara a los investigadores. El teléfono habría sido hallado en Tigre, donde viven los suegros del portero.

El teléfono celular de Ángeles Rawson habría aparecido en el partido de Tigre, al norte del conurbano bonaerense, de manos de una mujer, que se contactó con la titular de la ONG Avivi, María Elena Lauzzi.

Aún se desconoce cómo la mujer tuvo acceso al aparato y cuándo lo encontró. En ese distrito residen los suegros del portero Jorge Mangeri, único imputado por la muerte de la adolescente, de 16 años.

La titular de Avivi, María Elena Leuzzi, explicó a Radio 10 cómo se dieron los hechos, ya que ella fue la intermediaria que entregó a la Justicia el celular que sería de la adolescente asesinada.

“Se trata de un teléfono que me dio una señora para que le aportara a la Justicia”, relató Avivi, quien detalló: “A través mío hicieron el puente y la señora le entregó el celular a la Justicia, que aparentemente sería de Ángeles”.

Asimismo, enfatizó que no quiere seguir “involucrándose” en la causa y enfatizó: “Si el portero no llega a ser quien mató a Ángeles, hay un asesino suelto”.

You may also like