Noti - Denuncias: (3804) - 560150

El joven fue interceptado al descender de la Autopista del Oeste por un grupo de delincuentes de nacionalidad colombiana. Hubo cuatro detenidos y no se lamentaron heridos.

El hecho ocurrió anoche, en momentos en que el sobrino del juez de la Corte Suprema de Justicia Eugenio Zaffaroni circulaba en su camioneta de alta gama por las calles Rivera Indarte y Paraguay, en la localidad bonaerense de Morón.

Tras descender de la Autopista del Oeste en la bajada del hospital Posadas y tomar por esas calles, observó al parar en un semáforo que detras de él se detuvieron dos vehículos, un Citroën C4 gris oscuro y un Renault Symbol.

Inmediatamente, un individuo se bajó del Citroën, le pinchó el neumático derecho trasero con un elemento punzante y volvió a su auto. Adrián Zaffaroni continuó su marcha en su vehículo hasta una gomería, ubicada a 500 metros del lugar, mientras era perseguido por los asaltantes.

Al llegar a la gomería, avisó a su propietario de la situación y este llamó por teléfono a la Policía. Sin embargo, la víctima llegó a ser interceptada por los delincuentes, quienes le sustrajeron dinero en efectivo y algunas pertenencias.

Cuando llegó al lugar, el personal policial llevó a cabo un operativo cerrojo con sus móviles de cuadrícula para capturar a los delincuentes, según precisó el comisario mayor Miguel Alanís al canal TN.

Con este accionar la policía persiguió a los delincuentes y arrestó a cuatro de ellos, tres hombres y una mujer, todos de nacionalidad colombiana, de 34, 22, 25 y 37 años, integrantes de una banda de “pincharruedas”, según afirmó Alanís.

Hay dos sospechosos más que se desplazaban en el vehículo de apoyo y que fueron quienes robaron el dinero al sobrino del juez Zaffaroni.

Uno de los vehículos que manejaban, el Citroën C4, se encuentra actualmente en investigación y podría ser de alquiler, ya que su documentación está a nombre de una empresa.

Mauro, el dueño de la gomería dijo que, cuando se acercó el sobrino de Zaffaroni a su local para pedir ayuda, vio que tres autos –el Citroën, el Renault y agregó también un Volkswagen Gol– estaban esperando estacionados en la esquina, de la mano de enfrente. Añadió que le llamó la atención que se tratara de tres vehículos.

“Me acerqué sin mucho espamento para no llamar la atención y pudimos ver un C4, un Renault y me parece que un Gol. Ahí nos dimos cuenta de que era real, así que llamamos ahí a la policía”, dijo.

Señaló también que la víctima había intentado llamar al 911, pero que no pudo comunicarse y él tuvo “más éxito” llamando a la comisaría de la zona, desde donde se acercó un móvil rápidamente.

Finalmente, añadió que la modalidad es algo “habitual” y señaló que varios clientes se acercaron con el lateral de algún neumático tajeado. “Me dicen: ‘Paré a cambiar la rueda y me sacaron la billetera'”.

You may also like