ADMINISTRADOR BLOQUEADO

Así lo aseguró el vocero de la UTA, Mario Calegari, en declaraciones a Radio 10. «No hubo acuerdo en el Ministerio de Trabajo», sostuvo.

El personal de todas las empresas de larga distancia agrupado en la Unión Tranviarios Automotor (UTA) comenzó la interrupción de sus tareas a las 14 de este jueves a nivel nacional, en una medida de fuerza que será «por tiempo indeterminado», según aseguró el vocero Mario Calegari.

«No hubo acuerdo en el Ministerio de Trabajo, estuvimos hasta las 5 de la tarde, el paro sigue adelante», sostuvo este jueves por la tarde en declaraciones a Radio 10. 

Asimismo, enfatizó: «Vamos a parar hasta que solucione lo que pedimos: aumento laboral y contra la precarización laboral y amenaza de despidos».

«El Ministerio no va a dictar la conciliación obligatoria porque ya la dictó por este mismo tema, así que no se aplica dos veces», agregó.

El presidente de la Cámara Empresaria de Larga Distancia (Celadi), Mario Verdaguer, aseguró que «es imposible hacer frente al incremento salarial que quieren (desde la UTA), porque el sector no lo soporta».

Asimismo, entre los motivos del mal momento que atraviesa su sector explicó: «Hay un importante subsidio a nuestro principal competidor que es el transporte aéreo y además la Argentina elevó los valores de la nafta, que pasó a ser un insumo de muy alta consideración».

«Necesitamos que el transporte de pasajeros de larga distancia sea sustentable en el tiempo. Estamos fuera del mercado con los valores de tarifas», enfatizó.

Asimismo, resumió: «Hemos puesto de nuestra parte lo mejor, al servicio de que esto no se paralice. Pero no lo hemos logrado y hoy por hoy el servicio de pasajeros de larga distancia pasa por un momento tan crítico que está al borde de su desaparición».

«El sector empresario no está en condiciones de afrontar estos costos», insistió el empresario y resaltó: «Hemos pedido bajar el costo laboral o ver de qué manera entramos en una tarifa diferencial de los combustibles, porque actualmente los pagamos al mismo precio que los consumidores».

Desde la UTA explicaron que la medida de fuerza iniciada este jueves a nivel nacional fue tomada en rechazo de «las amenazas de despidos, la precarización laboral y la ausencia de acuerdo salarial».

Se trata de «un paro general» en el servicio de larga distancia del transporte de pasajeros, en repudio a «la negativa» de las cámaras empresarias a conceder un 23 por ciento de aumento salarial en el marco de las paritarias.

«No hemos ordenado la paritaria salaria para el año en curso que empezamos a discutir en enero y hay una amenaza de precarización laboral», había explicado Calegari antes de comenzar la medida.

Según el vocero, «desde toda la vida hemos tenido dos conductores a bordo y quieren precarizar el sector para que haya un solo conductor y no tenga relevo» por lo que no se respetarán los estándares de seguridad.

«Pretenden que trabajen ocho horas en conducción permanente y es una locura», agregó.

You may also like