Noti - Denuncias: (3804) - 560150

 

La Sala II de la Cámara en lo Penal dictará sentencia por la desaparición de la joven tucumana ocurrida en abril de 2002, en el que están imputadas unas trece personas.El fiscal solicitó una pena de 25 años de prisión para los principales acusados.

Los imputados están acusados por los delitos de sustracción, retención y ocultamiento agravado por su condición de mujer, en concurso con el delito de promoción de la prostitución, en perjuicio de María de los Ángeles Verón, quien por entonces tenía 23 años de edad.

En sus respectivos alegatos el representante del Ministerio Público Fiscal y la querella solicitaron penas de hasta 25 años de prisión para los acusados.

Tras diez meses de deliberaciones en juicio culminará este proceso, en uno de los casos más emblemáticos contra la trata de personas que tuvo como principal referente a Susana Trimarco, madre de Marita Verón.

La sentencia estará a cargo de los jueces de la Sala II de la Cámara Penal, Alberto Piedrabuena, Emilio Herrera Molina, y Eduardo Romero Lascano.

Antes de que se conozca el veredicto, el tribunal ofrecerá la posibilidad de expresarse a María Azucena Márquez e Irma Medina, y sus hijos José Fernando “Chenga” Gómez y Gonzalo “Chenguita” Gómez, los acusados que no lo hicieron anteriormente.

En tanto, el resto de los imputados Pascual Andrada, Humberto Derobertis, Carlos Luna, Mariana Bustos, Daniela Milhein, Alejandro González, Víctor Rivero, María Rivero y Cinthia Gaitán, ya ejercieron su derecho a hacer uso de la palabra, quienes en todos los casos se declararon inocentes.

El fiscal Carlos Sale solicitó una pena de 25 años de prisión para los principales acusados por la desaparición de la joven tucumana.

Por su parte, el abogado de la querella, Carlos Varela Alvarez, se abstuvo a pedir un resarcimiento económico y en cambio exigió a los acusados que digan dónde se encuentra “Marita”.

María “Marita” de los Ángeles Verón desapareció el 3 de abril de 2002 cerca de La Maternidad, y nunca más fue vista: la principal sospecha es que fue víctima de una red de trata tal cual constan en testimonios en la investigación judicial.

Aquel día, la joven de 23 años salió de la casa de su madre hacia la Maternidad, donde una enfermera conocida le había conseguido un turno para hacerse una ecografía, ya que tenía pensado colocarse un DIU.

You may also like