ADMINISTRADOR BLOQUEADO

Unos 3.000 militares y policías venezolanos comenzaron  a desplegarse en la capital venezolana. Sobre todo en zonas pertenecientes al estado de Miranda (norte), gobernado por el líder opositor Henrique Capriles, como parte de un plan que se extenderá a todo el país para combatir el crimen.

“Hoy estamos aquí porque nos hemos decidido a luchar con toda nuestra alma para construir una patria segura”, dijo el presidente Nicolás Maduro al dirigirse a los escuadrones de militares, policías nacionales y municipales en el lanzamiento del plan Patria Segura 2013, en el complejo militar de Fuerte Tiuna (oeste de Caracas), retransmitido de manera obligatoria por radios y televisiones del país

“Hoy vamos a desplegar 3.000 hombres y mujeres (de distintos cuerpos de las fuerzas de seguridad) con sus equipos para nosotros avanzar en la protección”, agregó el presidente, que calificó la inseguridad como “el problema más grave” que enfrenta el país.

El despliegue empezó por los municipios caraqueños de Sucre y Baruta, gobernados por alcaldes opositores y que pertenecen al estado Miranda, gobernado por Capriles, que no reconoció la estrecha victoria de Maduro en las elecciones del pasado 14 de abril y las impugnó ante el Tribunal Supremo de Justicia.

“Sucre y Baruta son los municipios más inseguros del país, son comunidades que les temen a los funcionarios policiales (…) No soy soy un dictador, tengo que proteger a los niños venezolanos”, explicó Maduro.

El ministro del Interior, Miguel Rodríguez Torres, fue el encargado de poner en marcha el desfile de efectivos de los distintos cuerpos de seguridad en motocicletas y automóviles, que también se desplegará en zonas gobernadas por el oficialismo.

Rodríguez detalló que el despliegue de funcionarios es la segunda fase de un plan que contempla cuatro pasos, entre ellos la incorporación de 10.000 policías nacionales y la retirada del Ejército de las calles, prevista en un plazo de cuatro meses.

Este dispositivo forma parte de la Gran Misión A Toda Vida Venezuela (presentada por el luego fallecido presidente Hugo Chávez en 2012) y contempla labores de inteligencia. “Se activará el bloque de búsqueda de homicidas (…) En Zulia, había 300 personas con órdenes de aprehensión y ya hemos capturado a 10% (…) más de 21 homicidas”, sostuvo Rodríguez.

Sin embargo, los servicios de inteligencia también contarán con el apoyo de colectivos sociales, algunos de los cuales han logrado disminuir los índices delictivos en sus zonas.

Según el gobierno, en el país se registraron unos 3.400 homicidios en el primer trimestre de 2013 (16% en Miranda); mientras en 2012 los asesinatos subieron a 16.000 en todo el territorio nacional, lo que representa una tasa de 54 muertes violentas por cada 100.000 habitantes, casi 14% más que en 2011.

Sobre el despliegue de este plan, el opositor Leopoldo López escribió en su cuenta de twitter: “crisis social: principal problema la inseguridad! En 14 años: 18 planes de seguridad, 180.000 venezolanos muertos en manos del hampa y 97% impunidad”.

Maduro, heredero político de Chávez, vestido de blanco y con un brazalete con los colores de la bandera venezolana, explicó que el operativo seguirá en las próximas semanas “por todo el espacio y el territorio de la patria” para proteger al pueblo.

El próximo lunes el operativo se ampliará al estado Lara (noroeste), también gobernado por la oposición, y a Zulia (noroeste) y Carabobo (norte), dos ex bastiones opositores que cayeron en manos del oficialismo en las elecciones del pasado mes de diciembre.

You may also like