Noti - Denuncias: (3804) - 560150

El técnico tendrá una misión extra si se concreta la llegada del enganche a Boca: deberá recomponer al grupo para conseguir el éxito deportivo.

Carlos Bianchi tendrá un desafío extra en su tercer etapa en Boca si se confirma el regreso de Juan Román Riquelme. El primer objetivo del Virrey será unir al grupo y solucionar las diferencias del vestuario, debido a que Román tiene una mala relación con la mayoría del plantel.

Que el técnico sea Bianchi no es un dato menor y, justamente, sería el principio de la solución a un inconveniente que se generó en los últimos días. Hay una realidad: no hay ningún jugador hoy, ni siquiera Riquelme, que le pueda discutir el liderazgo al Virrey. Por eso será menester del DT tomar las mejores decisiones en función del grupo.

Pero lo cierto es que hay una situación de diferencias entre algunos jugadores y Riquelme, los mismos que tenían más afinidad con Julio César Falcioni, el anterior técnico (distanciado de Román), y que ahora se molestaron cuando el N° 10 dijo tras la primera derrota en el verano con River: “Boca hoy no tiene un jugador importante para la gente. Lo van a tener que inventar. Hoy podés poner de capitán a cualquiera de los once y no te sorprende nada”.

Las diferencias pueden ser solucionables, pero hoy existen, están. Se sabe que Riquelme tiene más afinidad con Ledesma, Viatri, Clemente, Rivero, Erbes, Paredes (ayer se supo que usará la camiseta N° 20, otro indicio) y Sánchez Miño, mientras que el capitán Orion tiene más cercanía con Somoza, Silva, Erviti y Caruzzo. También están los neutrales, que llegaron hace poco, como Ribair Rodríguez, Claudio Pérez y Burdisso.

Una de las dudas es saber si Bianchi le dará la capitanía a Riquelme o se la mantendrá a Orion. Cualquier decisión podría tener una justificación correcta por parte del DT. Al respecto, Somoza opinó: “El capitán es importante. Pero también es importante el grupo. No sirve de nada que haya un capitán y el grupo vaya para el otro lado. La capitanía de Orion la eligió Bianchi. No sé qué sucederá si vuelve Román. No se cambia al capitán, salvo por una circunstancia equis o una lesión de por medio”.

Si es por Riquelme, quiere jugar el miércoles con Toluca, por la Copa Libertadores, aunque el técnico prefiere que haga un trabajo físico especial antes de saltar al campo de juego.Bianchi lo evaluará. Siempre pensó en ubicar al equipo por encima de todo. En cada plantel que dirigió ejecutó normas como para que ninguna individualidad se creyera más importante que el grupo. No bien se reincorpore Román, tendrá trabajo extra en ese sentido.

You may also like