Noti - Denuncias: (3804) - 560150

Nahuel Díaz cursó solo el año lectivo en un pueblo a 220 km de Posadas. Y su maestro recorrió un largo trayecto para dar clases.

La Escuela N° 928 (ex 491) del barrio Los Tungales, de la localidad de Santiago de Liniers, en Misiones, tuvo un año atípico. Es que el ciclo lectivo en el establecimiento inició y concluyó con un único alumno, Nahuel Díaz, quien no faltó un solo día a clases.

Nahuel tiene 8 años y al inicio del ciclo en marzo se encontró con que sus compañeros del año anterior ya no cursaban en la escuela. Así es como este niño, cuyos padres hacen trabajos de mantenimiento en dicha institución, fue el único en recibir su boletín el pasado viernes cuando concluyó tercer grado.

Nahuel Díaz cursa en horario de la tarde, de 13:30 a 17:15, y todos los días iza las banderas de Argentina y de Misiones. Sus horas de clase transcurren en compañía de su maestro, Víctor Rubén Barúa, y en los recreos juega solo. “Acá funcionamos como una escuela normal. Es decir que el chico tiene su tiempo de estudio y su tiempo de recreo”, dijo el docente, según reproduce Tiempo Argentino.

Esta escuela primaria, ubicada a 220 kilómetros de la ciudad de Posadas, supo albergar en otros tiempos a cientos de alumnos. Durante las décadas del 60, 70 y 80, los hijos de los pobladores, muchos de ellos productores de yerba y ganaderos, cursaban allí sus estudios. En los 90, la mayoría de estos productores vendieron sus tierras a grandes empresas y migraron a la ciudad o empezaron a llevar a sus hijos a otras escuelas.

En este sentido, el profesor Barúa destacó la política de inclusión de los gobiernos nacional y provincial: “Mantener una escuela abierta con un solo alumno es también inclusión social, porque, de cerrarse, Nahuel no podría seguir estudiando, ya que otra escuela está distante de su casa a unos diez kilómetros por camino de tierra”.

Víctor Rubén Barúa recorre todos los días 25 kilómetros de ida y otro tanto de vuelta en su moto para darle clases a Nahuel. “No puedo dejar que este chico quede fuera del sistema educativo. Como dice la presidenta Cristina y el gobernador (Maurice) Closs, todos somos iguales y debemos tener las mismas oportunidades”.

Los padres de Nahuel, pequeños productores yerbateros que además hacen tareas de mantenimiento en la escuela, mostraron la misma determinación: “Queremos que nuestro hijo estudie. Y, para ello, necesitamos que la escuela siga abierta porque no tenemos la posibilidad de enviarlo a otra escuela”.

You may also like