Noti - Denuncias: (3804) - 560150

El Ministerio de Salud, a través de la Dirección de Epidemiología, informó que se detectó un caso de un paciente afectado con el virus influenza A en la provincia. Se trata de un niño de 11 años, con antecedentes asmáticos, que está internando en sala común del Hospital de la Madre y el Niño, con pronóstico clínicamente estable. El área sanitaria transmitió tranquilidad a la población y recomendó continuar con las medidas preventivas, especialmente en los grupos de riesgo, a fin de evitar afecciones respiratorias.

El director de Epidemiología de la cartera sanitaria, Eduardo Bazán, detalló que “el paciente ingresó el fin de semana pasado con un cuadro de neumonía por el cual actualmente se encuentra cumpliendo tratamiento en sala común del Área de Pediatría, con una situación estable”.

Bazán remarcó que “este caso confirma la situación viral que se registra en todo el país por lo cual se recomienda continuar con las medidas preventivas a fin de evitar las infecciones respiratorias” y reiteró que “ante síntomas gripales no demorar la consulta al médico y evitar automedicarse”.

En este sentido, pidió tranquilidad a la comunidad y precisó que “los estudios para virus respiratorios sólo se realizan a los fines de la vigilancia epidemiológica en pacientes internados”.

En cuanto al tratamiento antiviral mencionó que “es fundamental su uso racional bajo prescripción médica y sólo en los pacientes con criterios de riesgo ya que existe la posibilidad de generar resistencia viral a los mismos”.

Después de la pandemia en 2009 -una pandemia implica que en varios países del mundo hay casos registrados en el mismo momento- la gripe A H1N1 quedó como virus estacional. Esto quiere decir que tanto en el hemisferio norte como en el sur, durante el invierno, es una de las cepas de gripe que circula. Por eso las vacunas son trivalentes.

Grupos de riesgo

La gripe A puede afectar a las personas de la misma forma que cualquier otra gripe. No hay diferencia entre la A o la B, son iguales, la diferencia está marcada por las condiciones predisponentes que determinan las formas graves.

Las embarazadas son el primer grupo poblacional que recomienda la OMS. Los niños menores de dos años están dentro de la población de riesgo y se dividen en dos grupos. Entre seis meses y dos años, que son los que sufren las patologías más graves y los mayores de dos porque son los que más contagian a la comunidad y repican el virus.

También los mayores de 65 años que por su edad pueden tener complicaciones y contraer enfermedades más graves.

Entre los cinco años y 65 años están dentro de la población de riesgo todos aquellos que tienen los que se denominan enfermedades crónicas no transmisibles como hipertensión arterial, cardiopatías o diabetes, entre otras.

You may also like