Noti - Denuncias: (3804) - 560150

Consejos para ayudar a los hijos con las materias, sin perseguirlos ni descalificarlos. Qué hacer con las vacaciones y cómo motivarlos a estudiar.

¿Cómo afecta a los padres y al grupo familiar el hecho de las “materias a marzo”?Muchos padres se preocupan, angustian y enojan cuando sus hijos se llevan materias a marzo. La dinámica familiar se modifica y las reacciones pueden ser diversas.

Muchos adoptan actitudes de crítica hacia sus hijos y sus capacidades para lograr que estos aprueben las materias: “Es un vago, no hace nada en todo el día”, “Siempre el mismo irresponsable”, “No hizo nada en todo el año, ¿cómo va a pretender pasar de año?”.

A lo largo del verano, les exigen rutinas más estrictas, controlan constantemente sus actividades, establecen una estricta agenda diaria de estudio y se enojan cuando desobedecen y no la cumplen, impidiéndoles hacer salidas o recreaciones como castigo.

Otros, se hacen cargo del problema de sus hijos, organizando el material a estudiar, organizándoles una agenda de horarios de estudio, confeccionándoles resúmenes de todas las materias, sentándose con ellos y dejando de hacer sus propias actividades y diversiones. Son padres que dicen: “Pobre, está muy cansado y tengo que ayudarlo”, “Todavía es chico, lo hago por él para poder ayudarlo”.

En ambos casos, descalifican a sus hijos y descreen de su capacidad para planificar de una manera adecuada el estudio y que cumplan su objetivo: aprobar las materias. Estas actitudes impiden a sus hijos responsabilizarse de sus acciones, adquirir independencia en la resolución de sus problemas, aprender una adecuada organización de sus tiempos (aquellos momentos que dedicarán a las obligaciones y al tiempo libre) y pedir ayuda en el caso de que lo necesiten.

Desde ya que esto es un aprendizaje que de no haberse cumplido desde el inicio escolar uno no puede pretender que se adquiera de diciembre a marzo. Pero sí es un objetivo a desarrollar. Es primordial que con el correr de los años los niños comiencen a responsabilizarse por sus materias y por ende a adquirir la madurez de estudiar y realizar la tarea de manera independiente.

Es importantísimo como padre “acompañar” pero esto no implica ni perseguir para que los hijos realicen sus tareas ni hacer las tareas por ellos. La escolaridad tiene que ser una responsabilidad de los niños y por lo tanto ellos mismos tienen que adquirir la madurez suficiente para hacerse responsables.

¿Se aconseja interrumpir las vacaciones o que el chico estudie durante las mismas?
Es aconsejable que la familia no interrumpa las vacaciones familiares. Es importante que los hijos (con ayuda de los padres si lo necesitan), establezcan un cronograma de estudio en base a la cantidad de materias a rendir y el tiempo que disponen para estudiar (según las fechas de exámenes de marzo). Esta organización ayudará a los padres para saber si les permitirán irse de vacaciones a sus hijos, si es necesario que estudien durante el viaje o si los chicos deberán quedarse para evitar distracciones.

¿Cuál es la actitud que deben tomar los padres?
Brindar ayuda a sus hijos, sin descalificar sus aptitudes ni capacidades para estudiar y rendir satisfactoriamente las materias. Pueden colaborar con la organización y planificación de sus horarios, tanto de estudio como de recreación. Evitar utilizar todos despectivos y críticos con ellos. En el caso de establecer límites, que éstos sean claros y con un tono de voz adecuado.

No perseguirlos constantemente para saber si están estudiando. Las preguntas deben realizarse para obtener información y poner límites en el caso de considerarlo necesario.
Sentarse con ellos para saber y conocer lo que les está pasando.

Generalmente, el llevarse materias a marzo no depende de sus capacidades académicas sino que usualmente es consecuencia de situaciones y emociones que les están ocurriendo y que los chicos no se animan a expresar. Por lo tanto, es positivo generar  momentos para escucharlos, tener intimidad y de esta forma generar espacios de dialogo y comprensión.

¿Cómo motivar a los chicos para que sea más productivo su tiempo de estudio?
Para motivarlos es recomendable brindarles reconocimiento positivo sobre sus capacidades y aptitudes para rendir las materias. Establecer metas cortas de estudio para que el cumplimiento de las mismas les genere gratificación e incentivo.
Permitirles que realicen actividades y salidas con amigos, en la medida que cumplan con el estudio. Es necesario que los períodos de estudio no sean extensos e intercalarlos con pequeños descansos. Esto permitirá mayor concentración  a largo plazo. Brindarles ayuda si la necesitan pero no hacer las cosas por ellos, es necesario que se responsabilicen a realizarla. Dejar que expresen sus emociones (muchas veces rabia) por tener que estudiar en época de vacaciones.

Florencia Torzillo Álvarez

Psicóloga, Coordinadora General  del Instituto de Psicología Argentino (INEPA)

You may also like