Noti - Denuncias: (3804) - 560150

La asignación universal por hijo subirá un 35% al pasar de 340 a 460 pesos. En tanto, en el caso de los trabajadores en blanco, casi 700 mil chicos nuevos recibirán el beneficio. A partir de ahora, las AUH las cobrarán sólo las madres. Además, saldrán a la calle inspectores para controlar los precios.

La presidente Cristina Fernández anunció este miércoles en Casa de Gobierno seis aumentos en las asignaciones familiares para “ampliar la cobertura social y fomentar el consumo” en la Argentina, al tiempo que instó a los empresarios a que no suban los precios.

En cadena nacional, la jefa de Estado detalló que los incrementos se aplican a asignaciones por hijo y embarazo, asignaciones familiares para trabajadores registrados, para trabajadores en general, ayuda escolar, pago por hijo a madres y por contención familiar.

“No queremos que este esfuerzo formidable que hace el Estado y la sociedad signifique el aumento inmediato de los precios”, pidió Cristina Fernández a las cámaras empresarias y aclaró: “Los que ponen los precios son ustedes (en referencia a las patronales)”.

“Vamos a utilizar una metodología que empleó Néstor Kirchner para controlar los valores” de los productos, anunció la mandaria al presentar la medida bautizada “Mirar para cuidar” tendiente a evitar una suba generalizada del costo de vida.

Según dijo, “no hay elementos que determinen el crecimiento que está habiendo de los precios. Y no vengan con el aumento de los salarios ni los gastos de transporte”, lanzo Cristina Fernández desde el salón Mujeres del Bicentenario.

Asimismo, Cristina pidió a la Ciudad “políticas más pro activas, pro empleo”. “Confío en la inteligencia de los empresarios de que saben que lo imprescindible es mantener el nivel de consumo y de gente ocupada para que pueda seguir comprando cosas”, resumió la Presidente.

You may also like