Noti - Denuncias: (3804) - 560150

Uno de los siete acusados en el juicio por la salidera bancaria cometida contra Carolina Píparo intentó lesionarse al llegar a los tribunales platenses, se descompensó y, por tal motivo, permanecía en la alcaidía.

Su abogado, Rubén Carrazone, informó que “esta situación lo tiene desbordado”, en referencia al juicio al que es sometido.

Según el letrado, Carlos Burgos intentó lesionarse las muñecas con el cierre de su campera, se descompuso y ahora permanece en la alcaidía.

En el juicio se verá la filmación del momento en que Carolina Píparo fue “marcada” dentro del banco cuando recibía su dinero se expondrá hoy en el juicio oral que se le sigue en La Plata a siete hombres acusados de la salidera donde la mujer resultó baleada y a raíz de la cual el bebé que esperaba falleció una semana después.

Se trata de las imágenes captadas por la cámara de seguridad de la sucursal del Banco Santander Río, ubicado en las calles 7 y 42 de La Plata, el pasado 29 de julio del 2010 momentos antes de que Píparo fuera baleada.

En esas imágenes se observa al cajero atender a un hombre y luego de éste a Píparo, quien avanza hasta la caja junto a su madre María Ema Cometta.

Luego, se observa a la embarazada recibir el dinero y guardarlo en su cartera mientras que a pocos metros, detrás suyo, un hombre la “marcaba”.

Esta filmación, de apenas 5 minutos, será reproducida hoy durante la audiencia del juicio que desde el 4 de marzo el Tribunal Oral Criminal II de La Plata le sigue a siete hombres acusados por la salidera.

La transmisión permitirá analizar el rol cumplido por la custodia del banco, un sólo vigilador que tenía a su cargo el monitoreo de cinco áreas del banco.

Antes de comenzar la audiencia de ayer, Píparo dijo a la prensa que “la verdad ya está, ya se sabe qué fue lo que pasó”, y agregó que “lo que se está juzgando es determinar qué condena merece cada uno de los imputados”.

“Estas siete personas estuvieron de alguna manera involucradas en el hecho. Lo que esperamos es una condena ejemplar”, agregó la mujer al arribar a los tribunales de La Plata.

Píparo, de entonces 30 años, fue baleada el 29 de julio de 2010 cuando con su madre, María Ema, fue a retirar dinero a la sucursal del Banco Santander Río de 7 y 42, en La Plata.

Tras la diligencia y cuando regresaban a su casa, en las calles 21 y 36, ambas fueron interceptadas por dos delincuentes en una moto, quienes balearon a Carolina a pesar de que ya tenían su dinero.

La mujer dio a luz por cesárea a un niño, al que llamó Isidro y que falleció una semana después como consecuencia del hecho.

You may also like