Noti - Denuncias: (3804) - 560150

La Presidente volvió a sus funciones y dispuso cambios en su gabinete. Fábrega presidirá el Central y Casamiquela, en Agricultura.

La presidente Cristina Fernández resolvió este lunes en su regreso a la actividad oficial -tras permanecer 41 días en reposo por la cirugía a la que fue sometida para extraerle el hematoma craneal- realizar el segundo cambio de Gabinete, centrado en el equipo económico, desde que reasumió su mandato en diciembre de 2011.

Las modificaciones, que comprenden a carteras sensibles como la de Economía y laJefatura de Gabinete de Ministros, además de la de Agricultura, el Banco Central (BCRA) y el Banco Nación, se dan luego de las elecciones legislativas, celebradas el 27 de octubre, donde el oficialismo mantuvo la mayoría en ambas cámaras del Congreso, pero perdió en distritos clave como la provincia de Buenos Aires.

Según lo dispuesto por la mandataria, el gobernador de Chaco, Jorge Capitanich, pasará a ser el jefe de Gabinete, cargo que actualmente ocupa Juan Manuel Abal Medina. Hernán Lorenzino dejará el Palacio de Hacienda y, en su lugar, estará uno de los hombres más cercanos a Cristina: Áxel Kicillof, actualmente viceministro de Economía.

Lorenzino tendrá como misión liderar las negociaciones por la nueva reestructuración de deuda, ya aprobada por el Congreso, y continuar al frente de las discusiones en el marco del litigio que enfrenta la Argentina con los fondos buitre. Además, la jefa de Estado lo propuso para ser embajador ante la Unión Europea.

Carlos Fábrega, todavía presidente del Banco Nación, quedará al frente del Banco Central, actualmente conducido por Mercedes Marcó del Pont. El Banco Nación, en tanto, estará bajo la órbita de Juan Ignacio Forlon, anunció este lunes el secretario de Comunicación Pública, Alfredo Scoccimarro.

Cristina Fernández resolvió, asimismo, que el actual titular del INTA, Carlos Casamiquela,pase a ser el nuevo ministro de Agricultura, en reemplazo de Norberto Yauhar.

La asunción de las nuevas autoridades será este miércoles, a las 19, en en Salón Blanco, de la Casa de Gobierno.

La decisión adoptada por la Presidente en su primer día de actividad oficial, y luego de que varios funcionarios y candidatos en las elecciones reconocieran a la inflación como uno de los problemas más acuciantes de los argentinos y por el que había que trabajar, da pautas de la continuidad del rumbo económico para los próximos dos años.

Kicillof, durante toda su labor académica y de investigación, se pronunció a favor de una fuerte intervención estatal en la economía y al desembarcar en el Palacio de Hacienda implementó políticas con esa línea.

Él también pertenece al grupo de dirigentes kirchneristas que ve con buenos ojos un desdoblamiento cambiario, en medio del cepo al dólar impuesto en el país desde hace dos años. Ahora, crece la expectativa por la posibilidad de que aplique esa medida para frenar el drenaje de reservas del Banco Central, uno de los principales problemas de la economía.

2013, un año con movimientos

El primer cambio de Gabinete que ordenó la presidente Cristina Fernández fue el 30 de mayo último.

En esa ocasión, Arturo Puricelli, hasta entonces titular de Defensa, pasó a ocupar el Ministerio de Seguridad, mientras que el diputado Agustín Rossi lo reemplazó en el cargo.

En tanto, la entonces ministra de Defensa, Nilda Garré, fue propuesta como embajadora ante la OEA, pliego ya aprobado por el Senado.

You may also like