El Ministerio de Salud a través de la Coordinación de Salud Sexual, Género y Diversidad, realizó días atrás en el Hospital de Clínicas, la capacitación en el uso de Aspiración Manual Endouterina (AMEU) para dar atención integral a la Interrupción Legal y Voluntaria del Embarazo.

La coordinadora de Salud Sexual, Marta Llanos, explicó que se trata de un paso más en el trabajo que se hace para cumplimentar la Ley 27.610 de interrupción Legal y Voluntaria del Embarazo. “En esta oportunidad contamos con la presencia de la Dra Graciela Lukin, profesional de tocoginecología, que pertenece a la dirección Nacional de Salud Sexual. La idea es fortalecer este procedimiento (AMEU) dando la participación a otras profesionales de la medicina para que puedan poner en práctica la técnica”, explicó.
En la capacitación de dos días se pudo profundizar sobre el procedimiento con una clase de marco teórico y un segundo día de práctica realizado sobre modelos pélvicos. La coordiandora explicó que se prevé continuar con participaciones junto a la carrera de Medicina de la UNLaR, para continuar con espacios de formación “porque es muy importante que los futuros profesionales salgan con conocimiento acerca de lo que implica este marco normativo”.
Por su parte la Dra Graciela Lukin , explicó que la capacitación forma parte de una estrategia desarrollada en varias provincias para lograr dar cumplimiento a la ley vigente. En este caso se abordó la aspiración manual endouterina, “es una práctica quirúrgica para evacuar el útero, que se puede usar en biopsia de endometrio, en aborto incompleto, huevo muerto retenido, y para la interrupción voluntaria del embarazo siempre menor a 12 semanas” detalló.
En este sentido puso énfasis en la necesidad de la comunidad médica especializada, de realizar las actualizaciones sobre esta técnica. “Hace 20 años que la OMS recomienda reemplazar el legrado por el AMEU, es una técnica más amigables que se puede hacer con anestesia local, la paciente a las 4 horas puede ser dada de alta, no se necesita anestesia general, con lo cual es más amigable para las mujeres y más económico para el estado, con menos tiempo de internación” agregó.