ADMINISTRADOR BLOQUEADO

El vicepresidente Michel Temer anunció que las Fuerzas Armadas continuarán patrullando los límites con diez países para prevenir delitos. Ya fueron desplegados 35.500 militares, policías y fiscales. Habrá un refuerzo por la visita del papa Francisco en julio.

Las acciones de las Fuerzas Armadas brasileñas en la frontera con los diez países vecinos “han conseguido reducir los crímenes y, por eso, serán constantes”, según afirmó este lunes el vicepresidente de Brasil, Michel Temer.

Temer, responsable de la coordinación del Plan Estratégico de Fronteras, aseguró durante su visita a un batallón de infantería en Foz de Iguazu, ciudad brasileña colindante con Paraguay y Argentina, que la intención es darle continuidad a esta política de seguridad.

El vicepresidente se refirió específicamente a las operaciones de combate a ilícitos como Ágata y Centinela, con las que ya se han movilizado miles de recursos humanos y materiales para combatir crímenes como el narcotráfico, el contrabando, el tráfico de personas y armas, la minería ilegal y la inmigración irregular.

En la séptima edición de la operación Ágata, lanzada hace diez días, participan unos 35.500 efectivos de seguridad (25.000 militares y 10.000 agentes de Policía), junto con diez diferentes agencias reguladoras en operaciones de vigilancia y fiscalización a lo largo de los 16.886 kilómetros de frontera terrestre de Brasil con los diez países vecinos.

El objetivo de la séptima edición de la operación es garantizar la seguridad durante la Copa Confederaciones, que Brasil organizará en junio próximo, y la visita que el papa Francisco realizará al país en julio en el marco de la Jornada Mundial de la Juventud.

“Los únicos que se quejan de esas operaciones son quienes están en la ilegalidad”, sostuvo el vicepresidente, ya que, según aseguró, el uso del aparato militar en las fronteras “ahuyenta a las organizaciones criminales y reduce los ilícitos”.

Por su parte, el jefe de Operaciones Conjuntas del Ministerio de Defensa, Ricardo Machado Vieira, agregó que la operación fue reforzada entre las ciudades de Guaíra, en la frontera con Paraguay, y Chuí, en la frontera con Uruguay, por vuelos de Vehículos Aéreos no Tripulados (Vant o drones) operados tanto por la Policía Federal como por la Fuerza Aérea.

Brasil limita con la Guyana Francesa, Guyana, Surinam, Venezuela, Colombia, Bolivia, Perú, Paraguay, Argentina y Uruguay; 10 países en total.

You may also like