ADMINISTRADOR BLOQUEADO

La portavoz de la oficina forense estatal, Amy Elliot, desmintió las primeras informaciones que hablaban de casi un centenar de víctimas fatales. El presidente Barack Obama declaró “zona de desastre” en el área y se montó un fuerte operativo para buscar sobrevivientes.

Las autoridades del estado de Oklahoma informaron hoy que son 24 las muertes confirmadas hasta el momento por el tornado que azotó ayer el sur de la ciudad estadounidense de Oklahoma y no 91 como habían dicho.

La portavoz de la oficina forense estatal, Amy Elliot, aclaró hoy que hasta el momento pudieron confirmar la muerte de 24 personas, desmintiendo la cifra de ayer y mucho más la de 91 víctimas como se había asegurado esta mañana.

En medio de la incertidumbre durante las tareas de rescate, la oficina forense ayer informó de 51 personas muertas, entre ellas 20 niños y dijo que “se esperaban al menos 40” fallecidos más. De ahí la equivocación de muchos medios que anunciaron que eran 91 los muertos.

Por su parte, el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, declaró zona de desastre la ciudad de Oklahoma, por lo que el Estado puso en marcha un operativo para movilizar a su Guardia Nacional hacia las áreas afectadas.

En una conferencia desde la Casa Blanca, señaló que el suburbio de Moore -el más afectado por el tornado- necesita ayuda “de inmediato” y que Estados Unidos se la proporcionará durante “el tiempo que haga falta”.

El presidente dijo que le ordenó a la secretaria de Seguridad, Janet Napolitano, que “Oklahoma debe recibir toda la ayuda que necesita de inmediato”.

En tanto, los rescatistas continuaban buscando hoy entre los escombros víctimas del tornado de más de tres kilómetros de diámetro que en tan sólo 40 minutos azotó una extensión de 32 kilómetros entre las poblaciones de Newcastle y Moore.

Las autoridades informaron que mucha gente sigue atrapada entre los escombros y los equipos de rescate continúan sus tareas, particularmente en el suburbio de Moore.

You may also like