Noti - Denuncias: (3804) - 560150

A diferencia de anteriores ceremonias, en esta ocasión sólo hubo presentes 1.000 invitados. Un numeroso contingente de fuerzas de seguridad vigiló la toma de posesión del líder demócrata.

El demócrata es el mandatario número 46 en la historia de ese país. Se trató de una entrega de mando inédita, ya que por primera vez no participó de la misma el presidente saliente Donald Trump.

Hubo más de 20.000 efectivos de la Guardia Nacional para resguardar el llamado acto de inauguración ante amenazas potenciales detectadas por el Buró Federal de Investigación (FBI).

Cabe recordar que Trump abandonó la Casa Blanca minutos antes de evento, ya que no aceptó los resultados de las elecciones de noviembre, alegando un presunto fraude.

La ceremonia en el Capitolio culminó con un discurso que el nuevo presidente dirige a la nación mirando hacia la gran explanada del parque central, el Mall de Washington, cubierta con miles de banderas pequeñas estadounidenses y cercada por tropas militares

You may also like