Noti - Denuncias: (3804) - 560150

Los días de alta temperatura y humedad pueden transformarse en un riesgo grave para la salud por lo que debemos estar atentos, informarnos y tomar las medidas necesarias de prevención. El Ministerio de Salud de la provincia reiteró las recomendaciones para que se preste atención al momento de consumir alimentos y especialmente inculcar consejos seguros a los niños menores para esta temporada estival.

Los hábitos saludables son los mejores aliados a la hora de contrarrestar posibles malestares frente a las altas temperaturas. La ingesta de frutas y verduras frescas, y la elección de agua en lugar de bebidas alcohólicas son claves.

Es importante cubrir todas las exigencias nutricionales del organismo, no solamente con los alimentos sólidos, sino también con líquidos, que además de nutrir contribuyen a mantener una alimentación equilibrada.

Para sobrellevar las altas temperaturas se recomienda tener en cuenta que:

La sed se presenta cuando ya existe cierto grado de deshidratación por lo cual es indispensable anticiparse a la sensación de sed.

Es recomendable ingerir no menos de 2 litros de líquido a lo largo del día  (agua con o sin gas, jugos y licuados  naturales de frutas o verduras)

Realizar varias comidas en el día para evitar sobrecargar el trabajo digestivo.

Evitar las comidas muy calientes y las que tienen alto contenido en grasa y sodio

Las frituras se deben dejar de lado debido a que suelen caer pesados y su proceso de digestión es demasiado lento

Incluir leche, yogures  frescos pero siempre manteniéndolos en una temperatura óptima para evitar romper la cadena de frío

Reducir el consumo de bebidas alcohólicas y cafeína e infusiones muy calientes.

Es importante destacar que las frutas y verduras de estación son más económicas, además aportan vitaminas, minerales, fibra y una importante cantidad de agua. Para ello, se recomienda consumir al menos 3 porciones de hortalizas y 2 porciones de fruta por día.

Consumir por lo menos una vez al día, frutas y hortalizas crudas

Cocinar las frutas y hortalizas preferentemente con cáscara y en trozos grandes, al vapor o al horno. En caso de hervirlas, utilizar poco agua. Esto disminuirá la pérdida de vitaminas y minerales.

Consumo seguro de los Alimentos

El riesgo de enfermedades transmitidas por alimentos aumenta durante el verano. Para evitarlos, se recomienda una serie de medidas a fin de contribuir a una alimentación más segura, especialmente durante estos días de altas temperaturas.

Es fundamental mantener la cadena de frío en los productos perecederos, si esta se rompe aumenta del riesgo de que distintos microorganismos contaminen los productos, aumentando así las posibilidades de que la persona sufra una toxiinfección.

Al realizar compras, hágalo primero por aquellos productos que no necesitan refrigeración y deje para el final los alimentos perecederos. Los productos que requieren refrigeración es recomendable que sean llevados inmediatamente a casa. Si la cadena de frío se rompe durante el transporte o el almacenamiento de los alimentos, se dan las temperaturas óptimas para el crecimiento microbiano, los productos dejan de ser inocuos y pueden causar enfermedades de transmisión alimentaria al consumidor

A la hora de descongelar lo más recomendable es sacar los alimentos del freezer y colocarlos en la heladera. Hay que evitar sacar los alimentos del freezer para que se descongelen a temperatura ambiente. Una vez que un alimento ha sido descongelado, no debe volver al freezer; salvo que ya esté cocinado.

Los alimentos cocidos no deben enfriarse a temperatura ambiente más de una hora, transcurrido ese lapso, si no se han consumido, deben mantenerse en la heladera.

No prepare los alimentos con tanta anticipación y es preferible mantenerlos en la heladera justo hasta el momento de servirlos, especialmente aquellos a base de cremas o mayonesas

Fuera del hogar no consuma jugos o bebidas que no se encuentren en sus envases originales, ni helados de procedencia desconocida.

You may also like