ADMINISTRADOR BLOQUEADO

En 2012 se registraron más de 8.750 casos de esta dolencia y se sitúa entre los más afectados. Si la tendencia continúa, dentro de dos años el país podría tener más casos nuevos de la enfermedad que Estados Unidos.

Los índices de tuberculosis en Reino Unido están entre los más elevados de la Europa occidental y Londres está teniendo dificultades para despojarse de su estatus de “capital” de la enfermedad en la región, según datos difundidos el miércoles.

Si la tendencia continúa, dentro de dos años Reino Unido probablemente tenga más casos nuevos de la enfermedad que Estados Unidos, según el informe de la agencia de sanidad gubernamental, Public Health England (PHE).

En 2012 se registraron más de 8.750 casos de esta dolencia en Reino Unido, o aproximadamente 14 por 100.000 habitantes, ligeramente menos que en 2011 pero aún suficiente para situarlo entre los países más afectados de su región.

“La tuberculosis sigue siendo un problema crítico de salud pública, particularmente en algunas partes de Londres y entre las personas de comunidades vulnerables”, dijo Paul Cosford, director de protección de la salud de PHE.

Añadió que controlar la contagiosa enfermedad pulmonar a menudo resistente a los medicamentos era una de las prioridades para PHE, que está desarrollando un enfoque nacional para aplicarlo en unos meses.

“Estamos decididos a ver una reducción sostenida de la tuberculosis y trabajaremos incansablemente para apoyar a nuestros homólogos locales en esas áreas donde el peso es mayor”, dijo en un comunicado.

A menudo considerada una enfermedad del pasado y limitada a comunidades marginales, la tuberculosis supone un coste directo anual de más de 500 millones de euros para los gobiernos europeos, y cuesta otros 5.300 millones de euros en pérdidas de productividad.

La infección bacteriana a menudo afecta a los pulmones y se contagia a través de la tos y el estornudo.

Según el informe del PHE, Londres tuvo el mayor número de casos en Reino Unido en 2012, con 3.426 casos, casi el 40 por ciento del total nacional.

“Pese a los esfuerzos considerables para mejorar la prevención, el tratamiento y el control, la incidencia de la tuberculosis en el Reino Unido sigue siendo alta comparada con la mayoría de los países de la Europa Occidental”, dijo.

Casi tres cuartas partes de los casos se dieron en inmigrantes de lugares como el sur de Asia y el África subsahariana, donde la tuberculosis es común. Aunque la proporción de casos resistentes a alguna medicina fue bajo, con menos del 2 por ciento, la tuberculosis resistente a los medicamentos “sigue siendo un problema”, añadió el informe.

“La tuberculosis es una enfermedad prevenible y tratable pero, si se deja sin tratar, puede poner en riesgo la vida”, dijo Lucy Thomas, responsable del PHE.

Añadió que el buen acceso a pruebas y servicios diagnósticos para los inmigrantes recién llegados era esencial para evitar la propagación de la enfermedad.

You may also like